Adrien Broner vs Antonio DeMarcoPoseer la corona de los ligeros, competir en su peso y rebosar un gran optimismo, son algunas de las armas que acompañan al mexicano Antonio DeMarco para su combate frente al invicto estadounidense Adrien Broner el sábado 17 de noviembre en el Boardwalk Hall, de Atlantic City, New Jersey.

Quizás no sean suficientes elementos para derrotar a “El Problema” Broner, un joven de 23 años a quien algunos especialistas señalan como el “nuevo” Floyd Mayweather Jr.. Exagerada o no la comparación, es un alerta para Tony de Marco.

Pero DeMarco (28-2-1, 21 KOs) no será una presa fácil, pues acumula cinco victorias seguidas, tres antes del límite de tiempo, dos de ellas este año. Sus últimas víctimas Jorge Linares, Miguel Román y John Molina.

Al “Niño de Oro” Linares lo derrotó por nocaut técnico en el undécimo asalto el 15 de octubre del pasado año en el Staples Center, de Los Ángeles, donde DeMarco ganó la faja vacante de peso ligero del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).

Las dos defensas ante Román (nocaut en el 5to) y Molina (nocaut técnico en el primero), demostraron que DeMarco entonces se encontraba en excelente forma y que posee una pegada demoledora.

“Broner es un rival peligroso, muy talentoso, con mucha movilidad”, dijo DeMarco a la cadena ESPNDeportes. “Lo respeto mucho por su talento, pero como campeón no tengo dudas que debo enfrentar a los mejores para consolidarme en el peso ligero y esperar que lleguen cosas mejores en mi carrera”.

Nacido hace 26 años en Los Mochis, pero radicado en la ciudad fronteriza de Tijuana, el segundo de los dos reveses de DeMarco se lo propinó el desaparecido zurdo venezolano Edwin “El Inca” Valero, en febrero de 2010 en Nuevo México.

Broner (24-0-0, 20 KOs) acumula cuatro nocauts sucesivos, dos en 2012. En su más reciente pleito venció por nocaut en el quinto round al estadounidense Vicente Escobedo en la división superpluma (130 libras), pero al sobrepasar en tres libras el límite permitido, la corona quedó vacante.

Por sus constantes problemas ante la báscula, Broner decidió ascender a la categoría inmediata superior y DeMarco será su primer gran reto.

Aunque “El Problema” Broner es el favorito de los especialistas, no puede descuidarse de la gran pegada de Tony de Marco. Dinamita en los puños de ambos contendientes pronostican un fin anticipado.

Comenta sobre este articulo