rigondeaux piknov162012A Jorge Rubio no le tiembla el pulso ni la voz cuando habla de Guillermo El Chacal Rigondeaux (10-0-0,8 KOs). Con la seguridad que otorgan más de 30 años de trabajo sobre los encordados afirma que su discípulo de mayor jerarquía está al nivel del estadounidense Floyd Mayweather Jr. (43-0-0, 26 KOs) y es el pugilista más grande que ha dado la reconocida escuela cubana de boxeo en los últimos 50 años.

“En su división es el número uno. No creo que Nonito Donaire esté a su altura. En el escalafón libra por libra el único que está a su nivel es Floyd Mayweather Jr”, enfatizó a ZONA DE BOXEO el entrenador de 52 años y natural de la provincia cubana de Camagüey.

“El mejor siempre quiere enfrentar a los mejores. Nonito está consciente de que no tiene la calidad para vencer a Rigondeaux. Si estuviera seguro de que pudiera ganarle hace rato que hubiera peleado con él para callarle la boca a todo el mundo. Él hasta prefiere irse a otra división que enfrentar a Rigondeaux”, aseveró.

Rubio paró intempestivamente la conversación. Durante unos segundos corrigió la rutina de ejercicios de otro de sus discípulos, que cada día acude a su gimnasio ubicado en la ciudad de Hialeah. Solo prosiguió después de cerciorarse que el error estaba superado.

“Guillermo sabe adaptarse a cualquier peleador. Sea cual fuera el estilo, sea zurdo o derecho. Es muy preciso en el golpeo. Es muy difícil que tire y que se equivoque. Tiene excelente defensa, sabe mantener y trabajar en base a las distancias según las circunstancias. Tiene asimilación y un corazón gigantesco. Tiene todas las condiciones para ser el boxeador más grande del momento.

Rubio, que a partir de 1998 buscó fortuna en el boxeo asentado en Estados Unidos -camino que han seguido Pedro Luis Díaz y Pedro Roque-, no es el primero en quedar deslumbrado ante las buenas maneras del pugilista santiaguero, doble campeón olímpico (Sydney 2000 y Atenas 2004) y vigente monarca supergallo (122 libras) de la Asociación Mundial de Boxeo.

“Rigondeaux es probablemente el boxeador más talentoso que jamás haya visto”, dijo el preparador estadounidense Freddie Roach, cuyo espacio en el Salón de la Fama del boxeo mundial es indiscutible.

Este veterano profesor ha trabajado con atletas tan renombrados como Manny Pacquiao, Wladimir Klistchko, Oscar de La Hoya, Bernand Hopkins y ha sido declarado entrenador del año en 2003, 2006, 2008, 2009 y 2010).

“Me impresionó cuando empecé a trabajar con él. Guillermo es un maestro de maestros. Es rápido, inteligente y he tenido que adaptarme al sistema de entrenamiento que está acostumbrado a hacer. He aprendido de él y él ha aprendido de mí.”, comentó.

Rigondeaux quizás si tuviera la posibilidad de aumentar más de peso (por sus características físicas es casi imposible) podría incluso enfrentar a Floyd Mayweather y a Pacquiao y dar peleas de tú a tú. Y sin mentirte, mi favorito sería Rigondeaux.

Rubio fue un poco más allá al asegurar que Rigondeaux es el mejor boxeador cubano de los últimos 50 años. Incluso por encima del tricampeón olímpico y mundial Teófilo Stevenson.

“Stevenson era un fuera de serie, pero tenía altas y bajas. Rigondeaux no, siempre está al máximo nivel, no tiene picos bajos. Stevenson lo mismo podía derrotar a un boxeador excepcional y luego perder con peleadores de menor rango como le sucedió con Damiani Y con Visotski”.

Y luego, con esa hiperactividad que caracteriza a casi todos los cubanos, disparó: “Rigondeaux es superior no solo por lo que ha hecho en el profesionalismo sino que en el amateur perdió menos que Stevenson y quizás efectuó más peleas que él. Con el respeto que merece Teo… Rigo es mejor”.

Comenta sobre este articulo