hattsoff 2408999bUn potente gancho del ucraniano Viacheslav Senchenko al higado en el noveno round acabó este 24 de noviembre con la aspiraciones de tener un regreso triunfal para el ingleés Ricky Hatton en la sala Manchester, en Lancashire, Reino Unido.

Tres años, cinco meses y 22 días alejado del ring de Hatton resultaron demasiado para resistir los diez asaltos programados frente a Senchenko, ex campeón welter de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Hatton (45-3-0, 32 KOs) se retiró de la actividad pugilística después recibir también nocaut por un izquierdazo de Manny Pacquiao en el segundo asalto el 2 de mayo de 2009 en Las Vegas.

No pudo asimilar el revés y cayó en un barranco emocional que lo condujo hacia la depresión. Incapaz de controlar sus acciones, abusó de la cocaína, aumentó de peso hasta sobrepasar las 200 libras y hasta intentó cometer suicidio.

Hace pocas semanas, Hatton anunció que estaba en control de su vida y regresaba al boxeo. Para sus fanáticos ingleses, que lo consideran un ídolo, la noticia fue tomada con gran alegría.

Como prueba de ese respaldo, hoy más de 20.000 personas lo vitorearon desde que ascendió al ring, durante todo el combate e incluso tras el revés ante Senchenko en la sala de Manchester.

Hatton comenzó rápido y pegando con precisión, mientras Senchenko, con mayor alcance y estatura, se replegaba. En los primeros asaltos hubo intercambios y también momentos en los que uno y otro llevó la iniciativa y pegó más golpes.

Pero a partir del sexto Hatton perdió velocidad y dio algunas muestras de cansancio. La lejanía del cuadrilátero en una disciplina tan exigente le pasó factura en el noveno episodio, cuando el golpe de Senchenko se estrelló en el lado derecho y “Hitman” cayó de bruces como fulminado por un rayo.

Durante largos e interminables segundos Hatton se mantuvo apoyado en sus rodillas y brazos sin poder levantarse, lo que obligó al árbitro Víctor Loghlin a decretar el fin de las acciones cuando faltaban ocho segundos para concluir el fatídico asalto.

En ese instante la votación favorecía a Hatton. Oliver Brien y John Keane se inclinaban por él 77-76 y Robin Dolpiere lo veía con mayor ventaja: 78-74.

Hatton había expresado que ganara o perdiera, poder combatir nuevamente lo consideraba un triunfo.

Para Senchenko (34-1-0, 24 KOs) resultó un triunfo estimulante pues venía de perder el invicto por nocaut técnico frente al estadounidense Paulie Malignaggi el 29 de abril pasado en Ucrania.

Comenta sobre este articulo