machocamacho11272012Tras su fallecimiento el sábado 24 de noviembre, Puerto Rico está rindiendo hoy postrer tributo a Héctor “Macho” Camacho, un púgil controversial que ganó tres títulos mundiales sobre el ring y perdió el enfrentamiento cotidiano con la vida.

Los restos del ex campeón mundial están expuestos en una cancha deportiva de la localidad de Santurce, donde sus familiares, amigos y simpatizantes le tributan sentido homenaje antes del traslado a Nueva York, el sitio en el cual reposará su cuerpo definitivamente.

Para su despedida en Borinquén, Camacho ha sido vestido de blanco y reposa en un ataúd de igual color, que encima tiene la bandera de Puerto Rico. La capilla fue decorada con alfombras y cortinas negras, sillas blancas, un gran crucifijo, varios candelabros y un banquillo rojo para arrodillarse.

Boxeadores, artistas, cantantes, entrenadores, directivos y deportistas de otras disciplinas han transmitido las condolencias por el fatídico desenlace, mientras continúan las investigaciones para determinar lo sucedido y encontrar a los causantes de su muerte.

Entre los púgiles que han acompañado al fenecido Camacho se encuentran los renombrados pugilistas Wilfredo Gómez, José López, Orlando Fenómeno Cruz y Lubi Callejas, en tanto Miguel Cotto desde Nueva York ha enviado sus condolencias a la familia.

También José Sulaimán, presidente del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) expresó desde Ciudad México su reconocimiento al señalar que “Camacho revolucionó el boxeo en su tiempo”.

Y no faltaron mensajes de condolencias de Don King, Oscar de La Hoya y una larga lista de personalidades asociadas al mundo del boxeo, que expresaron su pesar por el trágico fallecimiento del zurdo nacido en la Isla del Encanto y que de niño fue a vivir a la Gran Manzana.

La muerte de “Macho” Camacho ocurrió a consecuencia de un tiroteo el martes 20 cuando se encontraba estacionado en un automóvil con Alberto “Yamil” Mojica Moreno, quien tenía un amplio historial delictivo, que incluía proxenetismo y drogas.

Mojica falleció en el lugar del tiroteo y en el interior de uno de sus bolsillo le encontraron nueve bolsitas de cocaína, una de ellas abierta. Muchas especulaciones se han vertido en torno al móvil del hecho. Algunas consideran que se trata de un ajuste de cuentas por deudas relacionadas con las drogas, mientras algunos expresan que Camacho era ajeno a la situación y solo estaba en el lugar equivocado.

El ex púgil recibió un disparo en la mandíbula izquierda y el proyectil le fracturó dos vértebras cervicales y provocó lesiones en la arteria carótida, lo que afectó el torrente sanguíneo hacia el cerebro.

Como consecuencia, Camacho cayó en un coma profundo hasta que dos días después se le declaró con muerte cerebral y le desconectaron los equipos que lo mantenían con vida.

Las autoridades del Centro de Investigaciones Criminales de Bayamón, localidad donde ocurrió la balacera, aseguran que las pesquisas están “bastante adelantadas” y que poseen una teoría de lo sucedido.

El director del Centro, Rafael Sosa, explicó que aguardan por los análisis periciales e igualmente que están verificando informaciones con personas de interés que pudieran estar vinculadas al caso. Fuentes encargadas de la investigación habían afirmado días atrás que el sospechoso del crimen fue detenido por un sargento de policía después de ocurrido el ataque, pero el hombre logró huir.

La imposibilidad de donar los órganos de Camacho también propició la crítica hacia el galeno Ernesto Torres, director del Centro Médico donde asistieron durante sus últimas horas al boxeador.

El cirujano cardiovascular Iván González Cancel censuró la tardanza en desconectar al exboxeador del ventilador que lo mantenía con vida artificial y catalogó de “inusual” que se dejara esa determinación exclusivamente a los familiares.

Pero Torres respondió que su colega “no tenía todos los elementos de juicio” sobre el protocolo médico que se había seguido tras determinarse la muerte cerebral de Camacho.

Después de estos dos días en Puerto Rico, los restos mortales de Camacho serán trasladados a Nueva York, donde se realizarán otras exequias sábado y domingo en una funeraria en Manhattan. Posteriormente será sepultado en el cementerio Saint Raymond, en el Bronx, de acuerdo con la versión familiar, que ha mantenido discrepancias sobre el sitio en el que debe depositarse el cuerpo de Macho Camacho.