sualiman pikdic192012Con diciembre llegan los recuentos. Lo bueno y lo malo que aconteció a lo largo del año que a punto está de expirar. En el Consejo Mundial de Boxeo (CMB) no son ajenos a la tradición y a través del omnipotente José Sulaimán acaban de resumir lo que sucedió en 2012.

El rostro más visible de la organización -incluso más que los propios atletas-, que es su presidente desde el 5 de diciembre de 1975 y a principios de mes fuera reelegido para continuar al frente de ella durante cuatro años más, señaló que su entidad “tuvo un gran año en 2012”.

Acostumbrado al trato con los medios y sabedor de que noticia “vende”, el veterano directivo comenzó a abonar el camino para los hipotéticos megacombates que se avecinan en 2013: Julio César Chávez Jr. vs Sergio Martínez; Floyd Mayweather Jr. vs Saúl Álvarez y Juan Manuel Márquez vs Manny Pacquiao V.

Sin un atisbo de modestia disparó que “nuestros campeones mundiales son los mejores”. Para apuntalar su sentencia mencionó a Adrien Broner, titular de peso ligero, como “revelación y próxima superestrella”, y ponderó las cualidades de otras estrellas como Lucas Matthysse, André Ward, Saúl “Canelo” Álvarez, Floyd Mayweather, Danny García y Robert Guerrero.

Como era de esperarse en su perorata no hubo una palabra en contra del actuar de su ahijado Chávez Jr., que diera positivo por marihuana en los controles antidoping posteriores al pleito frente al argentino Maravilla Martínez.

Se limitó a decir que el último round de ese combate había sido “de alarido”. Claro, tiene que despejarle los obstáculos al Junior, pese a que éste recibió una pateadura mayúscula que hizo sentir hasta lástima en algunos pasajes del pleito.

Sobre el resto de sus compatriotas comentó que “fue un año de victorias y derrotas; en este deporte, se gana y pierde. El boxeo mexicano tuvo grandes victorias, ahí está la del 'Confesor´ Hernández”, la del 'Plátano´ Díaz (campeón superpluma CMB) y la de Juan Manuel Márquez”. Luego añadió “en otros combates no hubo tanta suerte, pero en general, me parece un año positivo, que la afición disfrutó al máximo”.

También hizo hincapié en las grandes trifulcas que se efectuaron bajo el amparo del CMB: la victoria de Danny García sobre Érik Morales y la de Adrien Broner sobre Antonio DeMarco. Apuntó además que una de las peleas que más le gustó fue la de Adrián Hernández ante el tailandés Kompayak Porpramook, a quien le arrebató la faja minimosca del CMB.

El propio Sulaimán reconoció que uno de los mayores logros del año fue recaudar un millón de dólares -gracias a la subasta de relojes Hublot- para la pensión de ex campeones con dificultades económicas.

Entre los hechos que subrayó se encuentra la coronación del chino Xiong Zhao Zhongl en el peso paja, el pasado 24 de noviembre. Entonces el pugilista asiático se convirtió en el primer monarca mundial de esa nacionalidad. “Se trata de la primera pelea de campeonato del mundo realizada en China”, señaló Sulaimán.

Por último recordó que la coronación de Muhammad Alí como Rey del Boxeo, en Cancún, fue un momento memorable al igual que la instalación de la estatua de Rocky Marciano en su natal Brockton, Massachussets.

Comenta sobre este articulo