veneno pikdic242012El mexicano Marco Antonio “Veneno” Rubio (56-6-1, 49 KOs) no se conforma con ser campeón supermediano de la poco reconocida Federación Mundial de Boxeo (FMB). Ni tampoco haberla defendido con espectacular nocaut en el undécimo asalto ante su coterráneo Michel “El Bravo” Rosales el 22 de diciembre en Morelia, México.

Casi ni se acuerda que obtuvo la faja vacante mediana por nocaut ante el también azteca Jorge Cota en junio y que ahora se encuentra en poder del australiano Daniel Gaele.

“Veneno” tiene ambiciones mucho más elevadas como son enfrentarse a los actuales mejores pesos medianos, entre ellos los campeones Sergio “Maravilla” Martínez (Consejo Mundial), Dmitri Pirog (Organización Mundial) y el propio Gaele (Asociación Mundial y Federación Internacional).

Tres triunfos acumula este año, todos por KO, después del revés a los puntos ante su compatriota Julio César Chávez Jr en febrero. Aunque Rubio no brilló en el combate, una estela de duda envolvió el resultado, porque el campamento del “Veneno” se quejó de que al hijo de la Leyenda no le hicieran pruebas antidoping.

Y el halo de que Veneno pudo haber sido objeto de trampas por parte de Chávez Jr. tomó mayor fuerza, cuando el argentino”Maravilla” Martínez se impuso a los puntos a Chávez Jr. siete meses después y el derrotado dio positivo a marihuana.

“Tengo poder en mis puños para vencer a cualquiera y proclamarme monarca mundial”, dijo Veneno, quien entre sus víctimas incluye a Kelly Pavlik, David Lemieux, Rigoberto Álvarez y el estadounidense Matt “Depredador” Vanda. “Y por eso quiero enfrentarme a Maravilla Martínez o a cualquiera de los otros que se consideran los mejores”.

Reconocido por la fortaleza de su pegada, antes del fracaso versus el Junior, Rubio acumulaba diez victorias, nueve antes del límite de tiempo. Parecía que iba camino del cielo en los medianos, pero todo se vino abajo con el tropiezo.

El 2013 podría traer las grandes victorias que espera el Veneno, aunque en ese camino hay difícil rivales como son “Maravilla”, Gaele, Pirog, Gennady Golovkin y Félix Sturn en las 160 libras, o Ward, Froch, Mikkel Kessler y Lucian Butte en las 168.

Otras figuras también brillan en esas dos difíciles divisiones, lo que dificultará aún más las ansias de Rubio, de 32 años, de llegar a la cima.

Comenta sobre este articulo