tiquito pikdic302012El costarricense Bryan “Tiquito” Vásquez y el japonés Takashi Uchiyama superaron sin problemas la báscula y se declararon listos para su combate de este lunes 31 de diciembre en el cuadrilátero del Ota City, en Tokyo, en el que estará en juego la faja mundial de las 130 libras en poder del nipón.

Quizá para sembrar algo de nerviosismo, un integrante de la comitiva del anfitrión intentó apelar el peso del centroamericano, pero Vásquez ni lerdo ni perezoso, se vistió rápido y tomó agua para echar por tierra la escaramuza de los anfitriones.

Fue una ceremonia concurrida en la que también aprovecharon para escoger los guantes para el combate, de la firma japonesa Winning, a los que no está acostumbrado el costarricense pues habitualmente pelea con los de la conocida marca mexicana Cleto Reyes.

Se trata de un guante más compacto, que pega más duro y que, según el preparador de Vásquez, Ezequiel Obando, lo escogieron porque creen que favorecerá al japonés.

Sin embargo, el propio Obando sostiene que ambos, los Cleto Reyes y los Winning, pesan ocho onzas. “Los dos llevan desventaja: al que agarren primero se cae o se corta”, acotó el preparador.

ANALISIS DE LA PELEA

En el papel, Vásquez no sale como favorito, es más en Japón muchos creen que será un paseo para su campeón Uchiyama. Pero veamos quién es quién.

Del japonés destaca su récord de 18 combates ganados y solamente uno perdido. Tiene 33 años de edad y mide 171 centímetros.

Ha finalizado el 79% de sus peleas por nocaut y es el actual campeón mundial de las 130 libras de la Asociación Mundial de Boxeo, antes de esta pelea con el costarricense, Uchiyama ha realizado cinco defensas exitosas de su título.

En contrapunto, Vásquez tiene un récord de 29 victorias y no conoce la derrota. Mide 165 centímetros y es el campeón mundial interino de la AMB.

En entrevista con este cronista, Vásquez expresó que mantiene una fuerte preparación para traerse el campeonato para Costa Rica.

Luego del pesaje comió pasta y descansará para llegar relajado a la reyerta. En tono jocoso nos dijo “que no tiene problemas porque como no entiende japonés poco le importa lo que dicen”.

Aseguró que tiene conocimiento de que no será una pelea fácil y si bien es cierto tiene todas las condiciones en contra, espera dejar el nombre de Costa Rica en alto.

“No entiendo lo que me van a gritar, en cambio tengo a toda Costa Rica en mi espalda y he entrenado como nunca para convertirme en campeón”, agregó.

“Tengo mucha hambre de victoria, y el acá es un ídolo pero no ha peleado conmigo”, sentenció.

El comentarista de boxeo, Armando González, explicó que será una pelea difícil para el costarricense porque no es el favorito. “Uchiyama tienen gran pegada y lo ha demostrado con un 79% de victorias por nocaut, pero el Tiquito tiene lo suyo y dará la pelea”, manifestó.

Con respecto a los jueces para esta pelea, González exclamó que en ocasiones cuando hay mucha disputa y el combate es parejo, los jueces tienden a volcarse a favor del favorito, que en este caso también es el local.

CLAVES PARA LA VICTORIA

Insistimos en que una victoria del costarricense es difícil pero jamás imposible. Uchiyama tiene poder en sus puños, mayor estatura (171 cm por 165 cm) y experiencia (33 por 25 años), pero igual tiene aspectos en contra: últimamente ha salido cortado en sus peleas y algunos hablan de su falta de motivación tras cinco defensas exitosas.

Para hacer realidad su sueño, Vásquez debe boxear desde afuera, golpear al cuerpo, apelar a su rapidez, salir a ganar round por round, confiar en su preparación física y ser inteligente. Los cuatro primeros asaltos serán cruciales para ir ablandando al nipón.

Además, hay otro factor a tomar en cuenta: el hambre, la sed de triunfo y en eso creemos que Bryan Vásquez es ya campeón mundial absoluto.

Comenta sobre este articulo