Austin Trout Sin mucha luz por ahora, casi puede decirse que en la sombras, permanece el talentoso boxeador afronorteamericano Austin Trout (26-0-0, 14 KO´s).

Se trata de un zurdo que, sin hacer mucho ruido, pero con indiscutible contundencia, se apoderó de la faja mundial de peso Ligero-Mediano de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), que defendió exitosamente el 1 de diciembre de 2012 ante el afamado pugilista puertorriqueño Miguel “Junito” Cotto, en el Madison Square Garden, de Nueva York.

Precisamente su victoria por decisión sobre Cotto en su “feudo boricua” del Garden neoyorquino, donde “Junito” jamás había sido vencido, proyectó mucha luz sobre el pugilista que, muchos, consideraban inferior al puertorriqueño. Sin embargo, sobre el encerado, Trout demostró que su invicto y su título no eran obra de la casualidad.

El 4 de mayo de 2013 el moreno estadounidense afrontará su segunda prueba de máxima envergadura ante otro ídolo hispano, el mexicano Saúl “El Canelo” Álvarez.

Trout y el pelirrojo de Guadalajara se verán las caras en una pelea pactada a 12 asaltos en el MGM Grand de Las Vegas, Nevada, en la cual estará en juego la corona Ligero-Mediana de la AMB, que defiende el norteño, quien de paso aspira a apoderarse del cetro de ese peso, versión del Consejo Mundial (CMB), en poder del tapatío.

Aunque no figura entre los más renombrados en el mundillo de los encordados, al menos de momento, Austin Trout no es ni mucho menos un improvisado en el deporte de los puños y las 12 cuerdas.

Con 27 años de edad (nació el 18 de septiembre de 1985), Trout tiene un notable historial que, como profesional, comenzó a enriquecerse el 5 de noviembre de 2009, cuando elevó a 21 sus triunfos consecutivos como profesional a costa de su compatriota Taronze Washington, en un duelo que deparó al vencedor el vancante cinturón de campeón Ligero-Mediano Continental de la AMB.

El 5 de febrero de 2011, Austin superó por decisión unánime en la Arena Coliseo de Guadalajara al mexicano Rigoberto Álvarez, para ceñirse la faja Ligero-Mediana de la AMB, que ha defendido exitosamente cuatro veces, frente al mexicano David López, el australiano Frank LoPorto, el dominicano Delvin Rodríguez, y el boricua Cotto, respectivamente.

Esa racha de éxitos en defensa de su reinado se extendió desde mayo de 2011 hasta el citado megacombate de diciembre 1 de 2012, en el Garden, y tuvo tan disímiles escenarios como San Luis Potosí (México); El Paso, Texas, y Carsson, California (en Estados Unidos).

No hubo contendiente de las diversas nacionalidades mencionadas, ni locaciones disímiles y distantes que frenaran el impulso del talentoso Austin Trout.

Con vistas a su pelea con el también invicto “Canelo” Álvarez (41-0-1. 30 KO´s), de 22 años, algunos consideran que la madurez del estadounidense será un elemento a tener muy en cuenta en contra de la impetuosidad juvenil del mexicano, a quien un buen número de expertos consideran un “Mataviejos” que, hasta el momento, no ha enfrentado a un contendiente de la categoría de Trout.

En contra del afronorteamericano se señala que, en ocasiones, pierde el foco al alejarse de los entrenamientos.

Y que, además, posee un carácter impulsivo que ya le deparó un arresto transitorio a comienzos de este 2013, al involucrarse en una altercado en un restaurante, según una información difundida por el rotativo “El Paso Times”. Según ese medio, Austin estaba pasado de tragos.

Lo que si resulta indiscutible es que el duelo Trout-Álvarez va a resultar un gran reto… Pero cabría preguntarse: ¿para quién? ¿Estará a prueba “El Canelo”, cuya carrera una gran mayoría considera inflada con triunfos a costa de mediocres o fósiles del pugilismo en franca decandencia, o será un exámen para el moreno Trout, que sin hacer mucho ruido superó cada obstáculo en su camino, sin dejar ningún margen para las dudas?

La respuesta queda a la consideración del lector.