yesica pikenero262013Buenos Aires.- Sólo un inaudito fallo de los jueces, que decretaron empate, posibilitó a la argentina Yésica Marcos retener las coronas mundiales AMB y OMB supergallo frente a una rival de la talla de su compatriota Marcela Acuña, en la llamada “Noche de Reinas” de San Martín de Mendoza.

El silencio con que los alrededor de 40 mil aficionados que presenciaron en vivo el pleito de su ídolo local, el “Bombón asesino” Marcos, aguardaron por la puntuación del jurado, fue acaso la muestra más clara de que las acciones en la mayor parte del combate favorecieron a la experimentada “Tigresa” Acuña.

Sin embargo, a la hora de la decisión uno de los jueces dio empate, otro vio ganar a Marcos 96-94 y el tercero vio como clara vencedora a la primera campeona mundial argentina de boxeo femenino por holgado 97-93.

Sobre el cuadrilátero, Acuña (37-6-1) dominó a su antojo los primeros cinco asaltos; se vio rebasada en el sexto y séptimo; pero del octavo en adelante fue también superior, con un dominio claro en todas las distancias, un mejor desempeño defensivo y todo el caudal de su experiencia puesto en función del triunfo.

¿Qué tengo que hacer para ganar? Se preguntó instantes después de conocerse el fallo ante las cámaras de Boxeo de Primera, que la daba como ganadora por 98-92, y remató: “Gané los 10 rounds en esta ocasión”.

Por su parte, Marcos (21-0-1) dijo que “está muy bien el empate” y agradeció a la “Tigresa” por haberle ofrecido la oportunidad de cumplir un sueño: el de poder enfrentar a quien ha sido siempre para ella un paradigma.

En un combate preliminar, el argentino Fabián Oscar Orozco (19-2-2, 7 KO) venció por nocaut técnico en el tercer asalto al chileno Pedro Contreras (11-4-0, 4 KO) y retuvo así el Título Latino supergallo FIB.

Fotografía:Pachy Reynoso

Comenta sobre este articulo