martyrosan pikenero312013No habrá revancha entre el cubano Erislandy Lara y el estadounidense, de origen armenio, Vanes Martirosyan, que daría al ganador el boleto a enfrentarse al campeón mexicano Saúl “Canelo” Álvarez por la corona superwelter del Consejo Mundial (CMB).

Martirosyan (32-0-1, 20 KOs) y Lara (17-1-2, 11 KOs) quedaron empatados en la boletas de los jueces, cada uno con un voto favorable, en tanto el tercer oficial registró idéntica puntuación para cada contendiente el 10 de noviembre del pasado año en el Casino Wynn Resort, de Las Vegas.

Un cabezazo accidental de Lara en el noveno round acabó con las aspiraciones de ambos boxeadores de convertirse en el retador oficial del “Canelo”, según había dispuesto el CMB.

Para la revancha se realizó una subasta el 12 de enero que ganó la compañía Golden Boy Promotions, representante de Lara, frente a Top Rank, de Martirosyan. La entidad que preside el “Niño dorado” se llevó la puja con 410.000 dólares, superior a los 65.000 que ofreció su rival, propiedad de Bob Arum.

Con los derechos para el organizar el pleito, Golden Boy estableció la fecha del 23 de febrero para que Lara y Martirosyan se vieran las caras nuevamente en un cartel que se transmitirá por Showtime en Detroit y exhibe como pleito estelar el de Devon Alexander y Kelly Brook en la división welter. El estadounidense Alexander (24-1-0, 13 KOs) expondrá la faja de la Federación Internacional (FIB) ante el invicto británico Brook (29-0-0, 19 KOs).

Alegando que existía poco tiempo para que alcanzara la forma óptima, el campamento de Martirosyan no aceptó la fecha del combate y en su lugar propuso trasladarlo al 1 de marzo.

“Es la tercera vez que el señor Martirosyan se rehúsa a una pelea mandatoria de eliminación del CMB”, dijo el organismo en un comunicado. “Las dos primeras fueron contra James Kirkland y Alfredo Angulo”.

Tanto Martirosyan como Lara han perdido una oportunidad inigualable de convertirse en retadores oficiales del “Canelo” Álvarez. El camino ahora tendrá nuevos y desconocidos obstáculos para ambos.

“No tenemos miedo y esperamos que algunos de los buenos guerreros que existen en las 154 libras se dignen a aceptar nuestro reto”, dijo Luis De Cubas, manager de Lara. “Estamos hablando de Angulo, de Kirkland, de (Carlos) Molina y hasta del propio Canelo, si es que este tuviera el deseo de no esperar más tiempo. Después de todo, algún día ambos se van a encontrar en el ring. ¿Por qué demorar más lo inevitable”.

Comenta sobre este articulo