yuriorkis pikenero312013El cubano Yuriorkis Gamboa se encuentra en el vórtice de un huracán. Ha sido acusado, junto a otros renombrados deportistas, de usar sustancias prohibidas para mejorar el rendimiento deportivo. Un escándalo que pone en entredicho la honestidad y el prestigio de Gamboa y de los demás involucrados.

Anthony Bosh, jefe de la clínica Biogénesis, ubicada en la localidad de Coral Gables, en Miami, reveló al semanario “Miami New Times”, que en 2009 le suministró a Gamboa tratamientos con polvos de proteínas, compuestos vitamínicos con calcio, magnesio y zinc, además de un ciclo de seis días con la Hormona de Crecimiento Humano (HGH) y una crema con un 20 por ciento de testosterona.

Bosh le especificó a la publicación que en un documento de la clínica aparece escrito: “Comenzar a limpiar el 1ro de diciembre”, en referencia a eliminar los rastros de los medicamentos, para que no aparecieran en las pruebas antidoping de cara a un presunto combate con Brandon Ríos.

“Yuriorkis acudió a la clínica en busca de ayuda nutricional, pero en ningún momento se relacionó con esteroides”, aseguró Tony González, abogado de Gamboa. A él se le podrá criticar otras cosas, pero nunca se podrá decir que no le gusta entrenar. El cuerpo que tiene se lo dio la naturaleza y el esfuerzo. Ahí no hay nada extraño”.

Es cierto que Gamboa ha tenido dificultades para adaptarse a su nueva vida en el mundo rentado tras una exitosa etapa amateur, en la que conquistó cuatro títulos nacionales y la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Atenas en el año 2000 como éxito internacional más relevante.

En el ámbito familiar Gamboa ha sido acusado de violencia doméstica por agresión a su esposa y en el plano deportivo ha tenido múltiples discrepancias con las promotoras o para cumplir contratos establecidos previamente.

Eso no significa una condena a Gamboa por las afirmaciones del señor Bosh. En Estados Unidos todos las personas son inocentes hasta que se demuestre lo contrario. Sin embargo, “cuando el río suena … piedras trae”.

Gamboa no ha hecho aún declaraciones, pero una fuente cercana al boxeador le informó al diario “El Nuevo Herald” que el guantanamero ofrecerá una conferencia de prensa previa al Super Bowl, previsto el domingo 3 de febrero en Nueva Orleans.

Una situación muy embarazosa que pone en entredicho la carrera del cubano, quien se alzó con el titulo mundial de la división pluma de la Asociación Mundial (AMB), al derrotar por nocaut en el cuarto asalto a Whyber García, el 10 de octubre de 2009.

El llamado “Ciclón de Guantánamo” (22-0-0, 16 KOs), de 31 años, se mantiene invicto en las filas rentadas y en su última aparición venció por fallo unánime al filipino Michael Farenas en la discusión de la corona interina superpluma (130 libras) de la Asociación Mundial (AMB) en combate efectuado en Las Vegas, Nevada.

Comenta sobre este articulo