kimboslide pikenero312013Los planes del promotor Gary Shaw para llevar al ex luchador callejero y de artes marciales mixtas Kevin “Kimbo Slice” Ferguson hacia el estrellato en el boxeo de paga, parecen más difíciles de lograr que intentar revertir el calentamiento global.

El día de ayer en Sidney, Australia, “Kimbo” formó parte del respaldo de la pelea de campeonato mundial entre los locales Daniel Geale y Anthony Mundine, y obtuvo una victoria por nocaut que increíblemente está alentando a parte de la comunidad boxística a afirmar que tiene posibilidades en la división de los pesados.

Para ser claros “Kimbo Slice” acabó con su rival en el segundo round al mandarlo a la lona con un gancho al hígado. Pero durante el transcurso del combate exhibió una pobre defensa, lució lento y con menos cardio que un peleador debutante.

En más de una ocasión fue lastimado por su rival, el australiano Shane Tilyard, y aunque se podría argumentar que los pesos completos pegan durísimo, por la escasa defensa que presenta les aseguro no pasará mucho tiempo para que alguien lo ponga fuera de combate.

Kevin Ferguson ha realizado siete peleas en el boxeo profesional, con seis nocauts aplicados. El único rival que le sobrevivió, que fue un debutante, lo expuso de una peor forma que Shane Tilyard.

Actualmente es boxeador preliminarista de cuatro rounds y sinceramente no veo forma en que pueda mejorar sus condiciones, ya que al igual que en ocurrió en el circuito UFC, las expectativas que crea con su carisma y su actitud de matón, desaparecen una vez que comienza a pelear… y ocurren con un humor involuntario.

El boxeo es un deporte tan noble que “Kimbo Slice” seguirá allí alimentando el morbo de la gente y propinando nocauts de la misma forma que “Butterbean” –Eric Esch- hizo a finales de los 90's, sin ser un legítimo contendiente.

Para los aficionados que detestan el estilo de los Klitschko, tengo que decirles que gracias a ellos seguimos evitando que cualquier hijo de pueblo pueda colgarse de un campeonato en los pesos completos; ojalá hubiera un Klitschko en cada división, así el nivel del boxeo crecería aceleradamente.

Comenta sobre este articulo