wu pikenero312013— Presidente AIBA visitó Cuba y se entrevistó con máximos directivos del deporte

— Cuba estudia competir en Serie Mundial y Pro-Boxing, eventos al estilo profesional

— Boxeadores olímpicos podrán competir hasta los 40 años: AIBA

La Asociación Internacional de Boxeo Amateur (AIBA) lanzó una fuerte propuesta cara a cara a la Federación Cubana del deporte durante la visita esta semana a La Habana de su presidente, el taiwanés Wu Ching-Kuo.

¿Retorna Cuba a eventos profesionales de boxeo? .

Un ambicioso plan de reformas está impulsando el directivo taiwanés con el objetivo de catapultar su deporte a los primeros planos y aproximarlo a las reglas del profesionalismo con ojos puestos en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

Wu, invitado por el estatal Instituto Nacional de Deportes (INDER), dio un amplia explicación a las autoridades locales de los propósitos de la entidad que dirige desde el 2006 ante la posibilidad de participar en dos torneos que buscan conjugar el boxeo aficionado con el profesional sin que sus púgiles pierdan su status para competir en los Juegos Olímpicos.

La AIBA incrementará la promoción de los boxeadores en la Serie Mundial de Boxeo (WSB) y la AIBA Pro-Boxing, dos certámenes que tendrán premios en metálico, cuyos púgiles combatirían sin el histórico protector de cabeza, incluyendo el aumento en la cifra de asaltos entre 5 y 12, respectivamente.

En la WSB los combates serán a cinco asaltos de tres minutos cada uno, dos más que en el boxeo olímpico, mientras en el caso de la AIBA-Pro Boxing (APB) los enfrentamientos serán a ocho rounds a nivel regional; 10 para los de nivel continental y por la faja mundial serían a 12 asaltos, según explicó Wu.

Sin dudas, son exámenes aún muy fuertes para asimilar de inmediato por parte de las autoridades cubanas, aunque no descartados a golpe de timón totalmente en la isla.

“La Federación Cubana de Boxeo está considerando muy seriamente poder iniciarse en los nuevos programas de la AIBA: la Serie Mundial (WBS) y la AIBA Professional Boxing (APB)”, dijo Wu a periodistas al término de una visita de dos días a la isla, donde se entrevistó con José Ramón “El Gallego” Fernández, presidente del Comité Olímpico Cubano.

Wu, de 66 años y miembro del Comité Olímpico Internacional, se mostró confiado de que Cuba acceda a su inclusión en ambas competiciones que darán plazas con miras a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

“Esperamos que luego de la aprobación podamos iniciar estos proyectos en Cuba lo antes posible”, destacó poco después de elogiar el calibre exhibido por el boxeo de la isla caribeña, considerado uno de los reyes en el mundo.

Los boxeadores cubanos acumulan 34 coronas olímpicas y más de 60 mundiales. Además, el país dominó sucesivamente los torneos del deporte de los Juegos Olímpicos desde Múnich, Alemania 1972 hasta Atenas 2004. El pasado año, en Londres 2012, conquistó dos medallas de oro, reviviendo una disciplina que había quedado huérfana de oros en Beijing 2008.

El directivo aseguró que en el sistema de clasificación para los Olímpicos se asignarán 100 de sus 250 plazas a la WSB ( 30), y a la APB (70), en tanto destacó que apuesta por el incremento del boxeo femenino de cinco a seis categorías en los próximos Juegos del 2016 tras el éxito alcanzado en su debut en Londres 2012.

ADIOS AL PROTECTOR DE CABEZA

Wu confirmó en La Habana que el protector de cabeza, que se usa en el boxeo aficionado desde hace décadas, quedará oficialmente eliminado en junio, mientras que le ha “pedido a Cuba valore seriamente la posibilidad de desarrollar el boxeo femenino”, una modalidad que no ha sido bien vista por las autoridades locales.

También trascendió que la entidad rectora del boxeo amateur retomará el tradicional método de las decisiones de los combates por el criterio de los jueces, en lugar de la tradicional máquina de puntuación que ha causado grandes irregularidades en las votaciones de los oficiales.

Y adelantó además que la edad límite de los boxeadores se incrementará de 34 a 40 años para mantener a muchas de sus figuras en el movimiento olímpico y anunció que aquellos púgiles con más de 15 combates efectuados en el circuito profesional estarán impedidos de incluirse en la APB.

“Wu ha sido muy flexible, no hay presión alguna, desean que Cuba se incorpore pero muestran un gran respeto”, dijo a un diario local el presidente de la Federación Cubana de Boxeo, Alberto Puig.

Sin embargo, el directivo reveló que la AIBA estaría en disposición de conceder a Cuba una franquicia con el objetivo de que la isla se integre lo más rápido posible a la WSB, de la cual ha estado ausente el país caribeño desde su creación en el 2011.

La AIBA “apoyaría la creación de una franquicia totalmente cubana, integrada por púgiles y entrenadores cubanos”, destacó.

“Si Cuba decide participar en la WSB, la AIBA aportaría el financiamiento necesario”, afirmó.

“Cuba es uno de los países más importantes dentro de la familia de nuestro deporte”, dijo el presidente de la AIBA, según un reporte en internet de Jit, el sitio web del Instituto de Deportes.

Comenta sobre este articulo