juanma-lopez-232013Ganar por la vía del cloroformo no siempre es sinónino de un resultado convincente. Y eso es lo que sucedió con el ex campeón mundial Juan Manuel “Juanma” López, quien doblegó en nueve asaltos al brasileño Aldimar Silva Santos, pero recibió mayor oposición y castigo del que debía frente a un rival de inferior nivel boxístico y experiencia.

Alejado durante casi 11 meses del ring, a López (32-2-0, 29 KO) se le vio en ocasiones falto de distancia, en otras excesivamente conservador y en muchas recibiendo fuertes golpes del sudamericano, quien fue a la lona en tres ocasiones hasta que el árbitro Luis Pabón detuvo el pleito.

Resultó tan poco convincente la actuación de “Juanma” que el público (su público) lo abucheó en algunos momentos de la pelea como prueba inequívoca de que no brilló sobre el encordado.

“Es un gran peleador (Santos) y nosotros hicimos una pelea inteligente asalto por asalto”, dijo López al concluir el pleito. “Me sentí fuerte, pero Silva Santos es un muchacho muy resistente, más resistente de lo que esperaba”.

Silva Santos (18-3-0, 9 KOs) ascendió desde las 122 libras hasta las 128 para aprovechar la oportunidad de enfrentar a un ex campeón y aspirar a rivales de mayor reconocimiento caso de salir victorioso.

Diez meses atrás y de inmediato de sufrir el segundo revés ante el mexicano Orlando “Siri” Salido, “Juanma” López recibió una suspensión de un año por hacer comentarios críticos al árbitro Roberto Ramírez. Posteriormente la sanción fue reducida, lo que abrió las puertas para el enfrentamiento versus Silva.

López logró la faja de las 122 libras por nocaut técnico en el primer round ante el mexicano Daniel Ponce de León el 7 de junio de 2008 en Atlantic City, New Jersey. Después la retuvo en cinco ocasiones, cuatro de ellas antes del límite de tiempo y la otra por fallo unánime ante el tanzano Rogers Mtgwa, el 10 de octubre de 2009 en el Madison Square Garden, de Nueva York.

Y tres meses después se hizo de la corona pluma, correspondiente a la Organización Mundial (OMB) al propinarle nocaut técnico en el séptimo al estadounidense Steve Luevano, nuevamente en el emblemático Madison Square Garden.

A continuación hizo dos defensas en las 126 libras, la primera frente al filipino Bernabé Concepción en San Juan, y la otra versus el azteca Rafael Márquez en Las Vegas. Ambas concluyeron antes del límite fijado.

Comenta sobre este articulo