kbrooks pikfevrier42013La guerra verbal entre los contendientes es parte inseparable del boxeo. Ofensas, descalificaciones, insultos de todo tipo. A muchos se les “va la mano” con las injurias y y el irrespeto. Hay pocas excepciones, pero el público lo disfruta. Le da ambiente a la pelea en los días previos al ascenso al ring.

Y siguiendo la norma, el campeón estadounidense Devon “El Grande” Alexander y el invicto retador británico Kell “Special K” Brook utilizan la diatriba como arma para desacreditar al otro, a escasos días del pleito que efectuarán el 23 de febrero en el Masonic Temple Theater, en Detroit.

Alexander (24-1-0, 13 KOs) considera que su rival es un joven fogoso que no posee cualidades excepcionales ni ha conseguido ningún triunfo ante púgiles de renombre.

“No hay ningún nombre relevante en su récord”, dijo Alexander, de 25 años. “En su carrera no ha peleado contra nadie como yo. La única prueba difícil fue ante Carson Jones y al final del combate tuvo que luchar para no ser noqueado”.

“El Grande” Alexander venció por fallo unánime en sus dos pleitos de 2012. Primero le ganó a Marcos “El Chino” Maidana, en San Luis, Misouri y más tarde dispuso de Randall Bailey por el título welter de la Federación Internacional (FIB) en Brooklyn, Nueva York.

“He visto los vídeos de sus peleas junto a mi entrenador y no veo nada especial”, agregó Alexander, quien hará la primera defensa de la corona. “Al parecer lo de ´Especial´ es solo un apodo y lo demostraré cuando nos veamos sobre el ring”.

El pasado año Brook (29-0-0, 19 KOs) venció además de a Carson Jones, a Matthew “El Mago” Hatton y al argentino Héctor “El Tigre” Saldivia, a este por nocaut en el tercer capítulo en Yorkshire, Gran Bretana.

“Mi destino es que seré campeón mundial y no hay nada que Alexander pueda hacer para detenerlo”, dijo Brook, de 26 años. “Esa es la noche más grande e importante de mi vida y en Detroit convertiré mi sueño en realidad”.

Reconocido como la gran sensación del pugilismo en Inglaterra, Brook ha dejado en el camino a todos sus rivales en lo últimos ocho años. Esa cadena de triunfos le ha permitido alcanzar los títulos Británico, Intercontinental de la Organización Mundial (OMB) e Internacional de la FIB. Gracias a ello se convirtió en retador número de la FIB.

“Devon y Kell son dos de los mejores 147 libras y los fanáticos disfrutarán de un verdadero banquete”, aseguró Eddie Hearn, director general de Matchroom Boxing. “Brook es un talento especial y viaja con el objetivo de conseguir el título para Gran Bretaña”.

Comenta sobre este articulo