cotto pikfevrier82013Tal parece que la química entre Miguel 'Junito' Cotto (37-4-0, 30 KOs) y Pedro Luis Díaz está en punto muerto. Las dos derrotas sucesivas del boricua no le han sentado nada bien -como es lógico- y ya no habla con tanta efusividad del entrenador cubano.

Esa suposición se desprende de las recientes declaraciones del boxeador, quien aseguró en conferencia de prensa que aún no ha determinado si continuará acatando las instrucciones del adiestrador caribeño.

“Son cosas que estudiaremos, que hablaremos y decidiremos si seguiremos (con él) o no”, dijo Junito que agregó, en franca muestra de que la situación entre ambos no marcha bien, que sabe que Díaz está en Miami, pero desconoce qué está haciendo.

El vínculo Cotto-Díaz comenzó previo a la revancha con el mexicano Antonio Margarito (38-8-0, 27 KOs), pactada para el 3 de diciembre de 2011.

Por ese entonces tildaron a Cotto de 'loco' al cesantear al preparador estadounidense Enmanuel Steward -recientemente fallecido y miembro del Salón de la Fama del Boxeo-, a escasas semanas del pleito contra el hombre que le había arrebatado el invicto como profesional, por la vía del cloroformo, el 26 de julio de 2008.

Solo el puertorriqueño sabía cuánto podía aportarle a su carrera Díaz, que integró el cuerpo técnico de la escuela cubana de boxeo y que aprendió los secretos del arte de Fistiana al lado del profesor Alcides Sagarra, considerado como el mejor entrenador del siglo XX por la otrora Asociación Internacional de Boxeo Amateur (AIBA).

La movida salió a la perfección. En la catedral del boxeo mundial: el Madison Square Garden de Nueva York, noqueó a Margarito en el décimo round. El desenlace no causó estupor; sí lo hizo la sublime demostración de Cotto, mejor dicho, su reencarnación. Nunca había lucido tan poderoso.

Antes de la pelea contra Floyd Mayweather Jr. (43-0-0, 26 KOs) Junito explicó que “conozco a Pedro desde 1996. Nadie creyó en él, dudaron de sus credenciales de lo que podía aportar a mi carrera. Yo siempre confié en él y por eso estamos aquí y obtuvimos el resultado en la pelea pasada (versus Margarito) y vamos a obtenerlo en esta. Siempre creyendo en Pedro y siguiendo sus consejos, además de seguir trabajando para la victoria”.

Pero las derrotas por decisión ante Mayweather Jr., en mayo de 2012, y ante Austin Trout siete meses después le han hecho cambiar de parecer. Al menos, esas son las sensaciones que dejan sus palabras.

Cotto tampoco quiso revelar nada sobre su próximo rival: “estamos en la espera que sigan pasando los días y el mejor acercamiento, la mejor oferta, lo más que nos convenga que nos llegue a nosotros, ese es el que vamos a escoger”.

¿Acabó la química entre Cotto y Díaz? Solo resta esperar para saber si es verdad o solo son suposiciones

Comenta sobre este articulo