Gradovich pikmarzo22013Connecticut.-En un intenso combate de toma y daca durante los 12 asaltos, el ruso Evgeny Gradovich arrebató la corona pluma de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) al australiano Billy Dib, el 1 de marzo, en el MGM Grand de Foxwoods Resort, en Mashantucket, Connecticut.

La votación dividida resulta injusta, toda vez que el ruso, radicado en Arapahoe, Carolina del Norte, resultó superior a Dib durante la mayoría de los rounds. Don Trella y Glenn Feldman anotaron idéntico 114-112, en tanto Don Ackerman favoreció a Dib con el mismo resultado.

Exhibiendo gran preparación física y mucho coraje, Gradovich (16-0-0, 8 KOs) salió al ataque desde el campanazo inicial y no se detuvo hasta que concluyeron los 36 minutos de combate.

En los dos asaltos iniciales, Dib (35-2-0, 21 KOs) logró neutralizarlo con el jab de zurda y movimientos de torso y piernas, pero a partir del tercero Gradovich pegó más y con superior contundencia en la corta distancia.

Vale resaltar el trabajo de Eddie Claudio, el tercer hombre del ring, quien guió con dinamismo la reyerta e hizo los señalamientos que correspondían a cada uno de los contendientes. En el octavo round quitó un punto a ambos por agarrar.

Bill “The Kid” acumulaba 15 victorias consecutivas. Había conquistado la faja vacante frente al mexicano Jorge “Baby Face” Lacierva, el 29 de julio de 2011, en New Gales, Australia.

Coincidentemente, Gradovich y Lacierva estuvieron bajo la preparación del mexicano Robert “Grandpa” García, reconocido como Entrenador del Año 2012, por la Asociación de Escritores de Boxeo de Estados Unidos. Entre otros muchos púgiles, García es el preparador del filipino Nonito Donaire.

Gradovich, de 26 años, obtuvo cuatro triunfos en 2012. En el más reciente se impuso por nocaut técnico en el séptimo al estadounidense Willie Villanueva, el 6 de diciembre en Las Vegas.

Al finalizar el combate, Dib fue trasladado a un hospital de Connecticut debido a una herida en el arco superciliar derecho. “Billy está bien”, dijo su hermano y entrenador en una correo electrónico. “Solo fue a colocarse unos puntos de sutura, en un procedimiento de rutina. Está destruido emocionalmente, pero bien en el aspecto físico”.

Comenta sobre este articulo