maritinez pikmarzo32013Buenos Aires.- Sergio “Maravilla” Martínez está convencido que su futuro como boxeador se definirá aquí el próximo 27 de abril cuando defienda la corona de los medianos del Consejo Mundial de Boxeo frente el británico Martin Murray, en una esperada pelea cuyo resultado dependerá en mucho del estado de su rodilla derecha.

 “Esa noche, mi futuro lo decidirá mi rodilla derecha”, reconoció el púgil argentino en entrevista concedida al diario Clarín en la cual admitió también que, tras la operación quirúrgica a que fue sometido en noviembre pasado, aún siente dolor “porque todavía no está recuperada al ciento por ciento”.

Pero aunque tenga molestias, yo sí estoy entrenándome a toda capacidad, sostuvo el ídolo de la localidad bonaerense de Quilmes antes de aclarar que de la fractura de la mano ya está bien.

“Maravilla” reveló que está corriendo en el campo, “pero no en la montaña, que es lo que quiero” y dijo esperar el OK de la doctora Raquel Bordons, quien le trata todas las lesiones, para empezar a hacerlo.

Anticipó asimismo que todavía no me sentó a plantear una estrategia para el pleito con Murray, sino que –junto a su entrenador Pablo Sarmiento- está enfocado en la rehabilitación de la rodilla y en mejorar físicamente.

“Yo deberé tener frialdad para trabajar y ver qué tengo que hacer”, respondió al ser interrogado sobre su vaticinio de que noqueará al inglés en el octavo asalto en un pleito que, de hecho, le permitirá cumplir uno de los más grandes sueños de su carrera deportiva: Pelear en Argentina siendo campeón mundial.

Respecto a la sede del combate, el estadio José Amalfitani del club Vélez Sarsfield, dijo que será allí y no rn el Monumental de su equipo, River Plate, porque las dimensiones de este último “no cuadraban con lo que la cadena HBO necesitaba para sus cámaras”.

De cualquier modo, dijo quien soñara de niño ser futbolista y debutar en primera división, “entrar a la cancha de Vélez será como jugar un Mundial de fútbol”.

Comenta sobre este articulo