loba pikmars42013Mexico.- La controversia que invade semana a semana en el boxeo profesional hizo su aparición el pasado sábado en el combate principal de la cartelera “Sin Paso Atrás” que Canelo Promotions presentó en Río Bravo, Tamaulipas. Las protagonistas del mismo fueron la actual campeona mundial súper mosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) Zulina “La Loba” Muñoz y su retadora la japonesa Tenkai Tsunami.

La lucha oficialmente fue ganada por decisión unánime en diez rounds por Zulina Muñoz, con tarjetas de 97-92, 95-93 y 95-93 en su favor. Sin embargo su triunfo fue empañado por el proteccionismo de los jueces, quienes sin merecerlo le otorgaron la victoria, a pesar de que fue más que evidente que la japonesa arrasó con ella arriba del ensogado.

Tsunami no solo la mandó a la lona en el cuarto round de la pelea, sino la puso en piernas tambaleantes cada vez que le conectó. Solo le faltó el nocaut para coronar una excelente demostración de coraje y buen boxeo.

Lamentablemente para muchos peleadores que se encuentran en la posición de Tenkai Tsunami, el nocaut es el único resultado que puede llevarlos a la victoria y a veces ni eso es garantía de que consigan el triunfo.

Tenkai ya había venido en dos ocasiones a México, la primera de ellas en octubre del año pasado, cuando recibió una paliza por parte de la entonces campeona mundial gallo de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) Janeth “Cuisilla” Pérez. Dos meses después Mariana “La Barbie” Juárez le dio una repasada por diez rounds que debieron ser eternos para la nipona.

Anterior a esos dos pleitos perdió la faja mundial súper mosca de la AMB contra su compatriota Naoko Yamaguchi, una boxeadora que aquí en México hizo pasar trabajo a la mejor pugilista azteca de la actualidad, Ana María “La Guerrera” Torres.

Su selección como oponente de Muñoz obedeció a que venía de tres derrotas y que la empresa que montó el evento ya había echado mano de ella las dos veces que visitó el país.

El matchmaker calculó mal, porque las tres boxeadoras que le habían derrotado previamente son de primer nivel, uno en el que “La Loba” no compite aún cuando es campeona del mundo.

Zulina es tal vez la combatiente de Boxeo de Gala -empresa que la promueve- que ha tenido más taller. Antes de poder disputar el título mundial la pusieron a discutir más de una docena de peleas de desarrollo y cuando alguna rival representó un problema, los jueces le salieron al paso. Tal es el caso de su enfrentamiento contra la venezolana Mayerin “La Monita” Rivas, en donde a pesar de recibir una severa golpiza y visitar la lona constantemente, fue favorecida con un empate.

La conquista de la corona mundial quedó marcada por la controversia, al no poder vencer con claridad a la emergente Maribel “Pantera” Ramírez, una peleadora a la que le avisaron que sería la retadora con dos días de antelación al cotejo.

El proteccionismo que impera sobre Muñoz obedece a varios factores, uno de ellos es que la gente que maneja su carrera no está dispuesta a entregar un cinturón que tiene un peso y un precio, que da patrocinios y fechas de televisión.

Su belleza y sencillez tienen el poder para cautivar a una audiencia que es noble, pero que no es tonta. Podrás persuadirlos de comprar un producto quizá una o dos veces, pero a la larga no podrás seguirles engañando porque en México la gente sabe de boxeo.

“La Loba” Muñoz necesita de muchas horas de dedicación y trabajo duro en el gimnasio, para que en un futuro pueda dar el ancho y a su vez convencer al respetable, así como lo hizo Gamaliel Díaz con su victoria en Japón sobre Takahiro Ao.

No tienen idea del daño que le están haciendo a esta boxeadora al protegerla en estos momentos de su carrera, ya que la exponen a que siga absorbiendo castigo que podría evitarse si la colocaran en el lugar que le corresponde.

El nivel de campeonato mundial es uno muy duro, uno en el que no siempre puedes elegir a tus rivales. Más temprano que tarde “La Loba” deberá de hacer frente a una peleadora de verdadero nivel, una que le infringirá un castigo inmisericorde que dejará sembrada la duda sobre su permanencia en el boxeo rentado.

Allí está Mariana Juárez empujando por un emparejamiento titular contra Muñoz y se acerca el regreso de Ana María Torres, quien seguramente querrá recuperar su cinturón. Existe la certeza de que ninguna de ellas tendrá piedad a la hora de meterse en el mismo ring que “la campeona” y eso será preocupante de verdad.

Comenta sobre este articulo