archie pikmars102013México.- Una izquierda terrorífica colocada justo en el mentón de Ulises “Archie” Solís fue el golpe que le dio la victoria por nocaut en dos rounds a Edgar “Iron Man” Sosa.

Casi diez años después de su segundo combate, Sosa y Solís se enfrentaron en una pelea que para muchos marcaría el retiro de quien resultara derrotado, pues la veteranía de ambos los mantiene con pocas posibilidades de ceñirse una vez más como monarca universal.

El ganador de la misma accederá de forma directa a una nueva oportunidad de título mundial, ya que tuvo el carácter de eliminatoria por el campeonato mundial mosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), que actualmente posee el japonés Toshiyuki Igarashi.

Sosa ya había disputado esa corona en Tailandia, pero fue derrotado por el futuro salón de la fama Pongsaklek Wonjongkam, quien en ese momento era el poseedor de la corona. Mientras que Solís probaba suerte contendiendo oficialmente en la categoría de peso mosca.

El cotejo no tuvo mayores contratiempos para Sosa, pues al asestarle esa izquierda al momento en el que Solís preparaba su ataque, dio por finalizado el combate. Un golpe perfecto del que el tapatío ya no se pudo recuperar.

Se puede presumir que la fractura en la mandíbula que el “Archie” sufrió a finales de 2011 pudo influir en este nocaut tempranero, pero lo cierto es que el golpe que conectó Sosa fue uno colocado de forma perfecta.

El próximo mes Igarashi expondrá su corona y si todo sale bien enseguida veremos su enfrentamiento contra un Edgar Sosa que no tiene ningún inconveniente en viajar hasta Japón para reclamar su segunda corona mundial en diferente división de peso.

Crédito Foto: Rafael Soto, Zanfer/Top Rank

Comenta sobre este articulo