hopkins pikmars122013Ser campeón mundial a los 48 años le ha sentado muy bien al norteamericano Bernard “El Verdugo” Hopkins (53-6-2, 32 Nocauts), a quien hace aproximadamente un año el mundo del boxeo le recomendó el retiro definitivo.

Su derrota de abril del año pasado contra el zurdo de Carolina del Sur, Chad “Bad” Dawson, dejó entrever que Hopkins finalmente había envejecido y ya no estaba compitiendo en el nivel “Elite”, sin embargo el resultado del sábado ha cambiado la percepción de muchos expertos y aficionados de este deporte.

El mismo Hopkins se siente rejuvenecido tras el gran performance con el que no solo capturó la corona mundial semipesada de la Federación Internacional de Boxeo (FIB), sino que también llevó a la escuela al entonces invicto Tavoris Cloud.

Un par de horas posteriores a su triunfo, “El Verdugo” festejó el haber pasado una vez más a la historia como el boxeador de más edad en convertirse en monarca universal, comiendo pastel al lado de sus seres más allegados y este lunes retomó los entrenamientos en el gimnasio, mostrándole al mundo cómo es que continúa siendo exitoso a la edad de 48 años.

“La historia dura más que el dinero,” dijo Bernard Hopkins a RingTV, agregando que: “estoy haciendo esto trabajando duro y de forma honesta con el músculo. Limpio. Lance Armstrong consiguió casi $ 200 millones de dólares haciéndolo al revés. Yo soy el muchacho del cartel que puede hacerlo de esta manera”.

La crítica a Lance Amstrong, quien ganó siete veces el Tour de Francia utilizando sustancias dopantes que le dieron ventaja sobre los otros competidores, también fue hacia el resto de sus compañeros boxeadores, pues en la actualidad han ocurrido varios escándalos de doping que nos hacen suponer que el boxeo es un deporte sucio.

Bernard Hopkins se encuentra en una posición en la que puede poner en marcha una pelea ante cualquiera que milite desde las 168 hasta las 200 libras (pesos súper medio, semicompleto y crucero) sin importar el nivel competitivo, pero su interés es buscar rivales trascendentes que lo hagan llevar su legado a un punto más alto de lo que ya está.

“Estoy aquí para quedarme, pero no hasta que tenga 50 años. Estoy buscando los nombres y estoy en busca de mi gran recompensa, porque siento que quiero seguir haciendo lo que estoy haciendo y quedar en la historia tan profundo que tendrán que pasar 30, 40 o 50 años para que alguien me supere,” finalizó.

Crédito Fotos: Matt Rourke, AP

Comenta sobre este articulo