thurman pikmars162013Cuando el joven estadounidense Keith Thurman venció al ex campeón mundial esloveno Jan Zaveck el 9 de marzo en el Barclays Center, de Brooklyn, casi de inmediato la tristeza desplazó a la alegría de su cerebro.

Después de unos minutos de euforia por la convincente demostración que le deparó un triunfo unánime ante “Mr Simpático” Zaveck, a la mente de “One Time” Thurman (20-0-0, 18 KOs) llegaron los recuerdos de fallecido Ben Getty, quien lo tomó como alumno cuando tenía solo siete años y lo entrenó con el amor infinito de un padre.

Getty, un veterano de Vietnam que también impartió conocimientos a “Sugar” Ray Leonard, fue encontrado muerto en su apartamento en 2009, lo que significó un duro golpe para Thurman, quien bajo su tutela obtuvo dos subtítulos nacionales en Estados Unidos y concluyó con 101 victorias, 76 por nocaut, en las filas amateurs.

Precisamente unos meses antes de la muerte, Getty le entregó la preparación completa de Thurman a su amigo Dan Birminghan, quien en su gimnasio fue asistente de Getty en los entrenamientos del prometedor boxeador durante 10 años.

“Tiene (Thurman) un gran talento y suficientes atributos para alcanzar una corona mundial”, dijo Birminghan. “Posee de todo: movimientos, buena técnica, pegada de poder y además es un joven muy inteligente”.

Realmente Thurman disparó las alarmas en la división welter con el inobjetable triunfo ante Zaveck, un veterano del ring, que mostró gran preparación e hizo todo su esfuerzo por ganar, pero perdió los 12 asaltos en combate eliminatorio de la Organización Mundial (OMB).

Thurman exhibíó un boxeo elegante, pegó continuamente con el jab y evitó todas las arremetidas del europeo, que resultó incapaz de imponer su mayor experiencia ante un bisoño con gran futuro.

Aunque se encuentra en una división en la que reinan grandes boxeadores, Thurman viene precedido de una estela impresionante con 18 victorias antes del límite en 20 combates y los primeros nueve como profesional los concluyó por la vía del cloroformo en el primer asalto.

Sus convincentes cuatro triunfos del pasado año le hicieron merecedor de la distinción de “Promesa del Año”, que otorga la prestigiosa publicación “The Ring Magazine”.

El estadounidense Paulie Malignaggi, monarca welter de la Asociación Mundial (AMB) reconoció las cualidades de Thurman y que ha mejorado considerablemente, pero descartó un enfrentamiento entre ambos en el futuro inmediato, porque no le aportaría un bolsa considerable.

“Ha mejorado y tiene un gran futuro”, dijo Malignaggi, quien exhibe la corona desde abril del pasado año. “Pero cuando la pelea (contra Thurman) represente la mayor cantidad de dinero, entonces lo enfrentaré”.

Y añadió: “Yo no boxeo por mi salud, ni por divertirme, ni siquiera porque me guste. Simplemente lo hago en busca de dinero y para vivir de la mejor manera posible. Ese es el motivo principal por el que yo subo al ring”.

Por lo acontecido ante Zaveck, no hay dudas que Thurman será un nombre que será tenido en cuenta en próximos compromisos importantes de la división welter. Y Malignaggi anteponiendo su filosofía de “businessman” está dando un paso al lado para evitarlo.

Será el dinero o las virtudes de Thurman lo que Malignaggi no quiere enfrentar?

Comenta sobre este articulo