KidChocolate FernandoGuerrero pikAbril22013Más allá de la obligada recordación que transmite su pseudónimo, el cubano-estadounidense Peter “Kid Chocolate” Quillín es uno de los púgiles que carga dinamita en sus puños en la compleja división mediana.

Quillín (28-0-0, 20 KOs) ganó la corona de la Organización Mundial (OMB) en su último pleito ante el camerunés Hassan N´Dam N´Jikam, el 20 de octubre en el Barclays Center, de Brooklyn, Nueva York, donde el 27 de abril expondrá la faja ante el zurdo dominicano Fernando Guerrero.

Si quedaba alguna duda del extraordinario poder de los puños de Quillín, ante N´Dam se despejaron todas las interrogantes. El africano fue a la lona en seis ocasiones, dos en cada uno de los asaltos 4, 6 y 12, aunque pudo llegar al fin del encuentro que favoreció a “Kid Chocolate” por unanimidad.

“El éxtasis de la victoria me anima a tratar de ser mejor en cada pelea”, dijo Quillín, nacido en Chicago y radicado desde varios años en la gran urbe neoyorquina. “Siento una gran alegría al defender por primera vez mi corona en Brooklyn, donde voy a dar a mis fanáticos los que ellos esperan de mí”, El público (con su respaldo) me llevó a otro nivel en octubre cuando gané el título”.

Guerrero, de 26 años, acumula 25 victorias, 19 por nocauts, con un revés por nocaut en el cuarto round, a manos de Grady Brewer, el 17 de junio de 2011, cuando disputaron la vacante ligero mediana de la Federación estadounidense (NABF) en Austin, Texas.

Después ha conquistado cuatro triunfos, el más reciente frente al colombiano Juan Carlos Candelo por nocaut técnico en el sexto el 3 de noviembre de 2012, en Humble, Texas.

“Este es el momento que todos los boxeadores sueñan y siento como que todo finalmente está en el lugar exacto”, dijo Guerrero, quien nació en República Dominicana, pero de joven fue a vivir con sus padres en Salisbury, Maryland.

“Quillín es un boxeador agresivo como yo y ambos vamos a ofrecer un gran espectáculo a los fanáticos de Brooklyn, pero no tengo dudas que conquistaré el primer título mundial de mi carrera”, añadio con gran optimismo el quisqueyano.

Comenta sobre este articulo