JuanCarlosBurgos pikAbril82013Por ahora se trata solo de rumores, pero en los corrillos boxísticos comienza a sonar con fuerza el combate entre el cubano Yuriorkis Gamboa y el mexicano Juan Carlos Burgos. Pero “cuando el río suena …”

El “Ciclón de Guantánamo” Gamboa y “Mini” Burgos se verían las caras el 8 de junio en el Hard Rock Hotel y Casino de Las Vegas, de acuerdo con comentario de Tony Rivera, entrenador especializado en cortaduras que trabaja con el empresario Curtis James Jackson, alias “50 Cents”, promotor del cubano.

Aunque se vislumbra un emotivo combate entre dos púgiles con fuerte pegada, se abre una gran incertidumbre porque Rivera afirma que la pelea está pactada en la división superligera (140 libras), dos categorías por encima del peso normal de ambos.

Gamboa (22-0-0, 16 KOs) se mantiene invicto en las filas rentadas y en su última aparición venció por fallo unánime al filipino Michael Farenas en la discusión de la corona interina superpluma (130 libras) de la Asociación Mundial (AMB), en combate efectuado en Las Vegas, Nevada.

Oriundo de Tijuana, Burgos (30-1-1, 20 KOs) empató con el puertorriqueño Román “Rocky” Martínez, campeón superpluma de la Organización Mundial (OMB), en reñido pleito en el que llevó la mejor parte y debió favorecerle el 19 de enero, en el Madison Square Garden, de Nueva York.

¿Qué motivaría a Gamboa y a Burgos a exponerse en los ligerowelter, cuando todavía tienen camino por recorrer en la propia división e incluso en los pluma, un peso que nunca han experimentado?

La respuesta debe estar asociada a una sola palabra: ¡dinero! Porque desde el punto de vista boxístico no tiene ningún sentido y además ninguno de los dos ha tenido dificultades para detener la báscula en la división superligera.

El propio Burgos lo ratificó hace pocos días: “No tengo ningún problema para marcar las 130 libras”. Por otra parte, con el ascenso casi echa por tierra una inminente revancha ante “Rocky” Martínez, vencedor por fallo dividido frente al estadounidense de origen mexicano Diego Magdaleno, el sábado 6 de abril en Macao, China.

Otros rumores recientes afirmaban que existían conversaciones entre Top Rank, la promotora que representa al estadounidense Timothy Bradley (29-0-1, 12 KOs), titular welter de la Organización Mundial (OMB), y el rapero “50 Cents” Jackson.

Saltar hasta los welter sería una verdadera locura de Gamboa, porque Bradley aseguró que de concretarse el encuentro sería en 147 libras. Al parecer el cubano anda valorando más las ganancias económicas que los riesgos de exponerse en divisiones tan elevadas.

Contradictoriamente, el propio Gamboa había expresado su deseo de rivalizar con el estadounidense Adrien “El Problema” Broner (25-0-0, 21 KOs), campeón de la categoría ligera, versión Consejo Mundial (CMB) y para muchos el “niño consentido” de las televisoras, lo que aportaría una bolsa abundante para Gamboa de alcanzar el acuerdo.

Por su parte, el mexicano Miguel “Títere” Vázquez, campeón ligero de la Federación Internacional (FIB), expresó que sigue a la espera de una respuesta de Gamboa para enfrentarse a mediados de este año.

“Me contactaron ofreciéndome apenas la pelea con Gamboa, pero aún no es un hecho, estamos en espera de si va la pelea o no”, dijo Vázquez a la cadena “ESPN” en lo que sería la sexta defensa de su faja. “Estoy listo para pelearle a Gamboa, pero depende de si llegamos a un buen acuerdo”.

Vázquez precisó que “hay muchas razones por las que muchos no quieren pelear conmigo. Saben que podría irles mal, saben de mi peligrosidad y quieren evadirme”.

La trayectoria de Vázquez obliga a respeto, pero muchos especialistas estiman que no le iría nada bien en un pleito ante Gamboa. Mientras tanto, habrá que esperar por los próximos días para conocer si se confirma o no el enfrentamiento entre Gamboa y Burgos.

¿Qué los mueve a ese inexplicable ascenso? ¿Lo sabe Ud, estimado lector?

Comenta sobre este articulo