JuanManuelMarquez pikabril122013Timothy Bradley está eufórico. Quizás hasta obnubilado. Los triunfos ante Manny Pacquiao y Ruslan Provodnikov lo tienen viajando en una nube. Y escudado en esa sensación de alegría y bienestar “La Tormenta del Desierto” lanzó su grito de guerra al mexicano Juan Manuel Márquez.

“Quiero al que venció a Pacquiao, porque así seremos dos los que venimos de vencer al filipino”, dijo el invicto Bradley (30-0-0,12 KOs) a la cadena televisiva “ESPN”. “Márquez es el mejor para mí en esta oportunidad”.

Bradley se refiere al resultado oficial ante el tagalo, sin prestarle atención a que fue favorecido por los jueces en un combate que pocos lo vieron ganar. La controversial decisión dividida le permitió conquistar la corona welter de la Organización Mundial en junio de 2012.

“Si Márquez no acepta una pelea conmigo va a perder dinero”, añadió el ahora titular de las 147 libras. “El dinero está conmigo y yo estaría dispuesto a pelear donde sea, en Macao o Singapur. Para mí Márquez es mi única y absoluta opción ahora”.

Horas antes del reto lanzado por Bradley, el presidente de la promotora Top Rank, Bob Arum, aseguró que las conversaciones para disputar una quinta pelea entre Márquez y Pacquiao en septiembre, marchan a buen ritmo y las posibles sedes son Macao o Singapur.

Pero en franco desafío a Arum, el propio “Dinamita” Márquez descartó otro choque frente a Pacquiao y se inclinó por Bradley, aunque también dijo que todavía no ha tomado la decisión si continuará en el boxeo o se retira definitivamente.

“Se lo he hecho saber, ya no me interesa una quinta pelea, después de lo que pasó en las tres primeras donde hubo decisiones polémicas, controvertidas y que realmente gané”, afirmó Márquez. “La cuarta pelea finiquitó con un gran triunfo y para mí es fundamental quedarme con esa gran satisfacción”.

Márquez (55-6-1, 40 KOs) conquistó la corona de la división ligera ante Pacquiao (54-4-2, 38 KOs) con un espectacular nocaut en el sexto round, el 8 de diciembre del pasado año, en el MGM Grand Hotel y Casino de Las Vegas.

Anteriormente rivalizaron en tres ocasiones, con un empate y dos cerradas victorias favorables al tagalo, lo que abrió las puertas al cuarto enfrentamiento, que tuvo un gran respaldo monetario para ambos contendientes.

“(Bradley) pesa más porque es un gran peleador, es el campeón, lógicamente uno como boxeador quiere pelear con los mejores y Bradley es el campeón y uno quiere el campeonato”, enfatizó Márquez, quien cumplirá 40 años el 23 de agosto. “Si decido continuar, Bradley sería un gran rival”.

Las fichas del ajedrez económico se mueven. Arum habla. Bradley también y Márquez mantiene a todos expectantes.

¿Márquez vs Bradley? Es posible ¿Márquez vs Pacquiao V? Parece menos probable, aunque no podemos olvidar que “el dinero mueve montañas”. Arúm y su maquinaria no se van a cruzar de brazos ante las palabras del azteca.

Comenta sobre este articulo