Donaire RigondeauxLos puristas del boxeo, esos que tienen claro que la esencia de este añejo deporte es pegar y evitar ser golpeado, quedaron simplemente sin palabras tras observar la demostración del cubano Guillermo 'El Chacal' Rigondeaux (12-0-0, 8 KOs) ante Nonito 'El Flash Filipino' Donaire (31-2-0, 20 KOs).

En el neoyorquino Radio Music City Hall hubo una puesta en escena majestuosa. No hubo dudas de quién fue el protagonista de la historia. Rigondeaux ridiculizó sobre el ring al peleador que un día antes había recibido el premio de Mejor Boxeador del Año 2012. Ganó por decisión unánime (114-113, 115-112 y 116-111) y unificó las coronas de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

De esta manera el caribeño se convirtió en el mejor supergallo (122 libras) del momento y sobre todo, hizo cambiar la perspectiva de los grandes medios especializados que ahora tendrán, gústeles o no, que aceptar que están en presencia de una leyenda viviente, que trasciende las fronteras del amateurismo y merece un puesto en el TOP 5 del ranking libra por libra.

“Clínica de boxeo”; así tituló la revista The Ring, que ubicaba al cubano como número dos en la división y tenía a Nonito como indiscutido rey y colocado en la quinta posición del listado sin distinción de pesos.

“(Rigondeaux) bailó con sus pies, disparó izquierdas incendiarias a la cabeza y cuando Nonito intentó responder con golpes salvajes, el contragolpe maestro le hizo pagar. Fue una lección de boxeo”, reseñó el prestigioso medio que es también conocido como La Biblia del Boxeo.

Bernardo Pilatti, cronista de ESPNdeportes.com señaló que: “el combate, entre otras cosas, despejó una de las grandes incógnitas:¿podría Guillermo Rigondeaux superar su primer gran desafío, luego de apenas once peleas profesionales? Lo consiguió y a muchos hizo callar la boca, entre ellos a este servidor que en ningún momento lo vi como favorito para vencer este combate”.

Entretanto, la página digital de Soloboxeo.com publicó: “con la estrategia de anularle el gancho de zurda, único golpe efectivo del boxeador de Arum (Donaire), de moverse constantemente a la velocidad que el paisano de Pacquiao ni vio ni acaso verá otra vez enfrente en side-steps, entrando y saliendo cada vez que quiso con autoridad, Rigondeaux golpeó a mansalva a Nonito al extremo de que le dejó la cara hecha una masa sanguinolenta”.

“Guillermo Rigondeaux besa la gloria del ring con triunfo abrumador ante Donaire” tituló el diario El Nuevo Herald. En el cuerpo del texto indicaba que “con un boxeo en estado puro, con una disertación del arte del pugilismo, Guillermo Rigondeaux logró algo de lo que pocos guerreros pueden alardear en este momento: es el mejor de su división, porque le ganó al que supuestamente era visto como lo más grande en las 122 libras”.

En la misma línea estuvo el reconocido periodista Mayor J. King que redactó “con rápidos movimientos de piernas y torso, velocidad de manos y exquisito contragolpeo, Rigondeaux disertó en técnica boxística. Parecía que Nonito boxeaba contra una sombra que se movía a sus anchas y no podía ser tocada con golpes fuertes”.

Y prosiguió “la célebre frase de Alí tomó fuerza y se instaló en el cuadrilátero: “moverse como mariposa y picar como una abeja”. Ese fue Rigondeaux a lo largo de los 12 rounds. Un artífice del contragolpe. Un guerrero con respeto incondicional a las exigencias del entrenamiento, de la táctica y de su estilo”.

Por su parte, Univisión Deportes dedicó una galería de fotos la cual nombró “Rigondeaux destrozó a Donaire y demostró que está en la élite mundial”.

Todos tuvieron que rendirse a los pies del Chacal. Sin embargo, las grandes paradojas de esta historia fueron que el sitio oficial del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) ni siquiera publicó una nota con el resultado del combate, dejando a las claras que tan seria es esa entidad y su rector, el mexicano José 'La Trampa' Sulaimán, y en Cuba ningún medio oficial dijo una palabra sobre la hazaña de uno de sus hijos ilustres.

Comenta sobre este articulo