dinamitaprefierebradley pikabril192013Juan Manuel Márquez (55-6-1, 40 KOs) después de idas y venidas finalmente hizo su apuesta. Escogió al estadounidense Timothy Bradley (30-0-0, 12 KOs) como su próximo rival y desde ya comienza la enorme maquinaria publicitaria a promover esta mega pelea que enfrenta a dos pugilistas insertados en el exclusivo TOP 10, libra por libra, del boxeo mundial.

La fecha pactada para el regreso de Dinamita Márquez, sin dudas el mejor boxeador azteca del momento aunque esté rozando los 40 años, es el 14 de septiembre y el escenario no podía ser otro que la Ciudad del Pecado: Las Vegas, en el Thomas & Mack Center.

Con su acostumbrado uso del plural de modestia y dejando siempre un resquicio para cambiar de opinión Márquez declaró a ESPNdeportes.com que “tuve una reunión, estuve platicando con mi familia, que sí (regresaba), que no, y al final hay posibilidad de que regresemos el 14 de septiembre”.

Añadió que “la decisión se tomó porque todavía me siento bien, me siento capaz y puedo hacer dos o tres peleas más, posiblemente, no sabemos qué pueda pasar pero esta es la decisión. Me siento bien también mentalmente y eso es importante, porque todavía queremos hacer algo importante en el boxeo”.

Según el mexicano la selección de Bradley obedece a que este, además de la calidad demostrada en su inmaculada carrera profesional, es el vigente campeón welter (147 libras) de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) y es tentador sumar un quinto título a sus vitrinas, pues ya fue monarca en peso pluma (126), superpluma (130), ligero (135) y superligero (140).

De lograr el triunfo consolidaría su status de leyenda en el Arte de Fistiana y se convertiría en el primer9o de su nacionalidad en conseguir títulos absolutos en cinco divisiones diferentes.

“Se hablaban de dos rivales para el 14 de septiembre: Mike Alvarado y Timothy Bradley. Me gustan los retos importantes, difíciles y para mí Bradley, que aparte de ser campeón mundial, sería un gran reto pelear con él y otro gran reto ganar un título en una quinta división, que para mí es algo que me llena de mucho orgullo tener la oportunidad de intentarlo”, comentó.

En el intercambio con el medio Dinamita, que en su último pleito derrotó por nocaut al filipino Manny Pacquiao (54-5-2, 38 KOs), reconoció que también se barajó para enfrentarle el nombre de Mike Alvarado, monarca superligero de la (OMB).

Sobre la posibilidad de una quinta confrontación contra Pacquiao mantuvo su posición previa al subrayar que no tiene caso y remarcar que “en esta parte de mi carrera quiero que me recuerden como alguien que enfrentó siempre lo mejor del mundo y con nuevos retos y para mí Bradley es uno de ellos. Entonces, por qué no buscar también hacer historia al tener la oportunidad de ganar un quinto campeonato”.

Bradley viene de ganarle por decisión al ruso Ruslan Provodnikov (22-2-0, 15 KOs), en una pelea que estuvo a punto de perder por la vía del cloroformo tras intercambiar metralla contra un hombre de poderosa pegada. Anteriormente el estadounidense había roto, en una polémica decisión dividida, una seguidilla de 15 peleas sin perder del filipino Pacquiao.

Comenta sobre este articulo