JuanmaLopez2013Se nombra Juan Manuel López (33-2-0, 30 KOs), es boricua y tiene 29 años. No escribe novelas, poemas ni cartas de amor, pero desea graficar en la geografía del mexicano-estadounidense Mikey García (31-0-0, 26 KOs) toda su rabia y recuperar la distinción, que una vez fue suya, de monarca pluma de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

Después de innumerables fórmulas ya se definió que el 15 de junio, en el American Airlines Center de la texana urbe de Dallas, estos peleadores se verán las caras. Y como es de suponer, García acaba de ponerse en alerta tras conocer las intenciones de su próximo adversario.

Carl Moretti, vicepresidente de la promotora Top Rank, aseguró a ESPN que ambos púgiles llegaron a un acuerdo y ahora se encuentran inmersos en el papeleo de rutina. Agregó que el pleito será el estelar en una trasmisión de HBO, denominada Boxing After Dark.

“De cualquier manera que lo mire es un gran pareo: experiencia (López) vs. juventud (García), derecho (García) vs. zurdo (López) y mexicano (García) vs. puertorriqueño (López)”, dijo Moretti. “No puedo más que agradecer a los ejecutivos de HBO por su ayuda en hacer este importante combate”.

Moretti tiene razón, pero olvidó agregar en sus declaraciones que Mikey le arrebató el título a Orlando 'Siri' Salido (39-12-2, 27 KOs), el mismo hombre que noqueó dos veces a Juanma, despojándolo del cinturón y la autoestima.

A juzgar por esos antecedentes, el morbo y las ventas estarán garantizados. Será la primera exposición de García, pugilista en franco ascenso y que parece destinado a ubicarse entre los mejores del añorado ranking libra por libra. Una victoria contundente seguramente lo colocaría en la frontera de ese Olimpo.

Del otro lado se encuentra Juanma. Niño mimado de Borinquen hasta que, el 16 de abril de 2011, Siri Salido le apagó la luz ante su gente, en el Coliseo Rubén Rodríguez de Bayamón. Lo hizo una vez y luego le repitió la dosis el 10 de marzo de 2012 en el Coliseo Roberto Clemente, ubicado en San Juan, capital de Puerto Rico.

Ahora trata de reverdecer laureles y recuperar el tiempo que perdió tras la sanción que le impuso la Comisión de Boxeo de su país por acusar de apostador al referee Roberto Ramírez.

Desde que fue rehabilitado para subir al ring ha efectuado par de combates. En ambos casos ganó por la vía del sueño. Primero al brasileño Aldimar Silva Santos (18-4-0, 9 KOs) y luego al mexicano Eugenio López (31-25-1, 25 KOs).

Comenta sobre este articulo