resultadosfindesemana pikmay52013Con la fuerza de sus puños saludaron dos aclamados boxeadores mexicanos el 5 de mayo, una fecha patria de la nación azteca en la que se celebra un histórico triunfo sobre las pretensiones colonialistas francesas. Los invictos Abner Mares (26-0-1, 14 KO's) y Leo Santa Cruz (24-0-1,14 KO's) salieron airosos en peleas de campeonato mundial celebradas el 4 de mayo de 2013 en el MGM Grand de Las Vegas, Nevadas.

Mares y Santa Cruz vencieron por nocaut en una jornada que tuvo como “ofertas especiales” las presentaciones triunfales del mejor boxeador libra por libra del mundo, el estadounidense Floyd Mayweather Jr. (44-0-0, 26 KO's), en el MGM Grand, y del rey de los pesos completos, el ucraniano Wladimir Klitschko (60-3-0, 50 KO's), en la SAP Arena de Mannheim, Alemania.

Abner Mares, quien reinó en las 122 libras, le entró con el pie derecho a su nuevo peso, las 126 libras, al vencer a su compatriota Daniel Ponce de León (44-5-0, 35 KO's), destronado monarca de peso pluma del Consejo Mundial (CMB).

El mejor boxeo de Mares resultó determinante en su victoria por nocuat técnico en el noveno round ante el siempre voluntarioso Ponce de León, un valiente pugilista que ni otorga ni pide tregua pero, que fiel al típico estilo de guerrero mexicano, se expone demasiado y eso sólo puede deparar una derrota ante un talentoso adversario como el nuevo campeón de las 126 libras avalado por el CMB.

Por su parte, Leo Santa Cruz se hizo propietario del vacante título estadounidense (USBA) de la categoría Súper Gallo (122 libras) al dominar por nocaut técnico en la quinta ronda al venezolano Alexander Muñoz (36-5-0, 28 KO's).

Una vez más, “Terremoto” Santa Cruz le hizo justicia a su sobrenombre, con su indetenible ritmo que fue demoliendo a su adversario hasta depararle el triunfo en la mitad del total de asaltos pactados (10).

No obstante las presentaciones de los imbatidos Mares y Santa Cruz, que preservaron sus invictos y complacieron a decenas de miles de compatriotas con sus victorias la víspera del 5 de mayo, el acontecimiento de la jornada en el MGM Grand Arena de Las Vegas fue la muy bien promocionada bronca entre el estadounidense Floyd Mayweather Jr. y su compatriota de raíces mexicanas Robert “El Fantasma” Guerrero (31-2-1, 18 KO's).

Mayweather venció por decisión unánime en 12 asaltos y preservó su cinturón de campeón del mundo de peso welter del CMB, con otra clase magistral de pugilismo, que le permitió evadir las embestidas de su fogoso adversario y sobrellevar una lesión en la mano derecha.

También en la antesala del 5 de mayo otro ícono del pugilismo mundial de la actualidad, el peso pesado ucraniano Wladimir Klitschko, ratificó su condición de Súper Campeón del Mundo de la Asociación Mundial (AMB), así como sus cetros avalados por la Organización Mundial (OMB), la Federación Internacional (FIB) y la Organización Internacional (OIB), al fulminar en el sexto asalto al italiano Francesco Pianeta (28-1-1, 15 KO's) en la SAP Arena de Mannheim, Alemania.

Son estos los pleitos más significativos en el contexto de una gran jornada boxística que sirvió de saludo al 5 de mayo, una fecha en la que usualmente se rinde culto al patriotismo de un país como México, cuna de numerosas glorias del deporte de los puños y las 12 cuerdas y uno de los principales escenarios del boxeo profesional de nuestro tiempo.

Comenta sobre este articulo