Roach pikmayo152013Miami.-Como en las piezas de un rompecabezas, las noticias van confirmando el fin de los vínculos entre el puertorriqueño Miguel Cotto y el entrenador cubano Pedro Luis Díaz, en tanto el experimentado Freddie Roach se vislumbra con fuerza como posible contratación para regir los destinos inmediatos del boricua.

Nada oficial todavía, pero tal como ocurrió de fuentes cercanas al aguerrido “Junito” Cotto, ahora el propio preparador cubano dejó entrever la posibilidad de que el pacto entre ambos haya llegado a su fin.

“Miguel es un boxeador inteligente y posee un gran equipo de trabajo y asesores. Lo que él decida será lo mejor para su carrera y su familia. Lo conozco y sé que piensa al detalle cualquier paso que da”, dijo Díaz al diario “El Nuevo Herald. “Si finalmente decide que Roach estará en su esquina, será algo acertado. Estamos hablando del mejor entrenador del mundo y esto lo digo con absoluta certeza''.

Aunque la ética profesional que exhibe Cotto ha sido un obstáculo para conocer realmente sus intenciones, todo indica que los dos recientes reveses consecutivos le han hecho mirar en otra dirección, cuando se comenta que le restan dos o tres combates antes del retiro definitivo.

Cotto (37-4-0, 30 KOs) tuvo el clímax junto a Díaz al conseguir una rotunda victoria por nocaut técnico en el décimo round ante el mexicano Antonio Margarito, el 3 de diciembre de 2011.

Pero después vino un 2012 para el olvido. Primero sucumbió por fallo unánime ante el estadounidense Floyd Mayweather Jr., en mayo en Las Vegas y siete meses después sucedió idéntico resultado adverso ante Austin “No Doubt” Trout el 1 en Nueva York, donde había resultado imbatido en nueve combates, incluido el de Margarito.

“Junto a Miguel siempre dimos el mayor esfuerzo y ese trabajo se vio en los choques contra Antonio Margarito y Floyd Maywheater jr., que es el mejor del mundo”, añadió Díaz, actualmente en la esquina del campeón supergallo Guillermo Rigondeaux, vencedor unánime del filipino Nonito Donaire, el 13 de abril, en el Radio Citiy Hall, de Nueva York.

Sin precisar detalles, Díaz dijo que ocurrió un episodio para la pelea versus Trout, que debe ser Cotto el encargado de revelar.

“Con Austin Trout pasó otra cosa que no me corresponde a mí contar”, expresó Díaz. “Esa película sólo la puede contar Miguel. Yo le deseo siempre lo mejor de corazón y eso él lo sabe. Aprecio y no olvidaré el tiempo que pasamos juntos, pero la vida continúa para los dos'”.

También en sus declaraciones al diario de Miami, Díaz descartó que el Mal de Parkinson haya afectado la calidad de Roach como entrenador de primer nivel.

“Lo mejor de Roach es su cerebro, la manera en que planifica sus peleas, como diseña el entrenamiento”, reconoció Díaz. “Quizá desde el punto de vista motor tiene alguna deficiencia, pero desde el punto de vista del conocimiento del boxeo sigue siendo el número uno. Mucho respeto para él''.

Comenta sobre este articulo