AndreWard pikmayo232013Al invicto estadounidense Andre Ward la palabra “emérito” le desagrada. Porque sabe que el término se aplica “a la persona que, una vez retirada de sus funciones, recibe un premio o recompensa por sus buenos servicios”, de acuerdo con la definición del diccionario de la Real Academia Española.

El “Hijo de Dios”, con doble corona mundial e invicto en 26 combates, 14 finalizados por la vía del sueño, está convencido de que en corto plazo regresará al ring recuperado de las lesiones y que el retiro todavía está bien lejos en sus planes.

De ahí su decisión de renunciar al título de “campeón emérito”, de la división súpermediana que le otorgó el Consejo Mundial (CMB) para darle cabida a la faja mundial a otros boxeadores.

“Después de una cuidadosa reflexión, de consultar con mi manager y mi abogado, y analizando la situación con mi familia, he decidido renunciar al reconocimiento de campeón del mundo emérito”, dijo Ward en un comunicado. “Creo firmemente que no violo las reglas y que el CMB no tenía derecho a despojarme de mi título”.

En su último combate, Ward derrotó por nocaut técnico en el décimo asalto a Chad “El Malo” Dawson, el 8 de septiembre del pasado año en la Oracle Arena, de Oakland, California. Ward envió a Dawson a la lona en el tercero, cuarto y décimos rounds.

“Cuando peleé con Dawson no había contendiente obligatorio y después de mi victoria me lesioné el hombro”, añadio Ward. “Pero ya estoy listo, dispuesto y capaz de defender mi título en el plazo establecido por las normas del CMB”.

Pero el CMB, que preside el mexicano José Sulaimán, tiene otra versión de lo ocurrido con Ward y lo expresó también en una nota pública.

“En la primavera del 2012, el CMB ordenó a Ward hacer una defensa obligatoria de su título contra Anthony Dirrell. Poco después, Dirrell estuvo involucrado en un accidente de motocicleta que lo liberó del compromiso. En un esfuerzo por mantener la división activa, el CMB aceptó sancionar la pelea de Ward contra el campeón de peso semipesado Chad Dawson como una defensa voluntaria, con la condición de que el ganador tendría que enfrentar la defensa obligatoria en su próxima pelea”.

El texto precisó que “en octubre de 2012, el CMB ordenó que los boxeadores de más alto rating en la división de peso supermedio que estuvieran disponibles participaran en una eliminación final. En diciembre de 2012, durante la convención anual del CMB, la pelea entre Sakio Bika y Nikola Sjekloca fue ratificada, con el ganador convirtiéndose en retador obligatorio por el título mundial”

Y más adelante añadió: “Durante la convención, el CMB aprobó a Ward enfrentar a Kelly Pavlik en pelea voluntaria del título. El ganador de esa pelea tendría entonces que enfrentarse al retador obligatorio, sin defensas intermedias”.

El CMB señaló que Ward se sometió a cirugía para reparar su hombro lastimado en enero de 2013 y que mediante un comunicado había expresado que estaría fuera del ring por tiempo indefinido.

La organización boxística afirmó que debido a la incapacidad de Ward por tiempo indefinido y atendiendo al hecho de que el CMB no recibió el alta médica del púgil, el Consejo designó a Ward como campeón mundial emérito y en ese sentido le envió una carta personal con fecha 23 de marzo de este año. Al mes siguiente, el 9 de abril, el Consejo anunció la designación a través de un comunicado de prensa.

“Como lo estipulan las reglas y regulaciones del CMB, los campeones del mundo disfrutan de muchos beneficios, pero también tienen obligaciones. Incluso los más grandes campeones del mundo del CMB están llamados a honrar sus compromisos con el CMB y los aficionados al enfrentar sus retadores obligatorios en el momento oportuno”.

Comenta sobre este articulo