Gatti pikjune102013Canastota.-Aunque las causas de su muerte continúan siendo un misterio, el ex campeón mundial canadiense Arturo “El Trueno” Gatti, fallecido a los 37 años, fue exaltado al Salón de la Fama del boxeo internacional, en Canastota, Nueva York.

Otros cinco desaparecidos ex boxeadores recibieron también el reconocimiento para integrar el denominado “Nicho de los inmortales” del pugilismo mundial: el mexicano Arturo “Cuyo” Hernández, Virgil “Quicksilver” Hill, el surcoreano Yuh Myung, y los estadounidenses Wesley Ramey y Jeff Smith.

Gatti, quien nació el 17 de abril de 1972 y obtuvo las fajas del orbe en las divisiones pluma, ligero y welter, murió el 11 de julio de 2009 en un hotel de Pernambuco, Brasil, donde ya retirado del boxeo estaba de vacaciones con su esposa brasileña Amanda Rodrígues y su hijo de 10 meses de nacido. Ese fatídico día se preparaban para asistir a la boda de la hermana del boxeador.

En principio la viuda de Gatti fue acusada de asesinato en primer grado al encontrarse la correa de su bolso manchada de sangre y no poder explicar como pasó más de 10 horas en la habitación del hotel sin percatarse que Gatti se encontraba muerto.

Acelino Freitas, amigo cercano de Gatti, dijo que Gatty y Rodríguez tenían problemas de pareja y estaban a punto de separarse, lo que pudo ser uno de los móviles que llevó al presunto asesinato.

Aún así, el 30 de julio de 2009 la investigación determinó que la muerte de Gatti había sido mediante el suicidio, por lo que la viuda fue puesta en libertad. En desacuerdo con el resultado, el gobierno canadiense anunció que continuaría en la búsqueda de más información de las autoridades brasileñas.

Por su parte, la familia del ex campeón contrató a un patólogo, quien realizó una segunda autopsia dos días después y dio como resultado que se habían omitido importantes traumas en el cuerpo del fallecido durante la primera autopsia en Brasil.

“Hubo lesiones definitivas que no vieron las autoridades brasileñas”, escribió el forense en su investigación patológica.

También la cadena televisiva ESPN efectuó un reportaje en el que se ponían de manifiesto innumerables incongruencias en la muerte de Gatti, principalmente la sábana manchada de sangre y la correa con la que se suicidó, que los examinadores determinaron no podía soportar más de cuatro segundos el peso del ex peleador.

Pese a todo, la investigación en torneo a la muerte de Gatti se encuentra cerrada y sumida en un gran misterio relacionado con la verdadera causa que lo privó de la vida.

Comenta sobre este articulo