Broner Malignanni june232013No pretendo hacer la apologia a ultranza de un boxeador. Que digo boxeador. De un gran boxeador. Sólo intento resaltar, una vez más, el talento inagotable del invicto estadounidense Adrien Broner (27-0-0, 22 KO's), ganador por decisión dividida ante su compatriota Paul Malignani en pelea por la faja mundial de peso Welter de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

La más reciente demostración de Broner, el 22 de junio de 2013, en el Barclays Center de Brooklyn, Nueva York, ha confirmado (al menos, a mí no me quedan dudas) que, tal vez no de momento, pero sí en un futuro bien inmediato, se va a ceñir la corona de mejor pugilista libra por libra que hoy ostenta su compatriota Floyd Mayweather Jr.

Y es que este afronorteamericano de 23 años (cumplirá 24, el 28 de Julio de 2013) nacido en Cincinnati, lo arriesgó todo dando un salto de “casi” 20 libras

por encima de su peso natural, desde 130 hasta 147 libras, para ser más exactos, para arrebatarle al neoyorquino Paul Malignani (32-5-0, 7 KO's) la faja de campeón del mundo de peso welter de la AMB.

Broner Malignanni 2 june232013

Pocos , muy pocos, pueden realizar estas “metamorfosis” tan arriesgadas en un deporte tan exigente y complejo como el boxeo. O sea, muchos pueden hacerlo. Pero el éxito tras estos complicados procesos biológicos sólo le sonríe a los superdotados.

Adrien “El Problema” Broner, fue a meterse en la madriguera de su oponente. Se fue a pelear en el propio barrio de su rival, en Brooklyn, donde Malignani nació hace 32 años, y soportó la hostilidad de un público mayoritariamente parcializado en su contra, y que, indiscutiblemente influyó en las apreciaciones de los tres jueces designados para la estelar pelea por el título mundial de la AMB.

O sea. Broner buscó a su oponente en su peso natural, exponiendose a perder facultades con el incremento de su masa corporal (velocidad y resistencia, lo más usual en estos casos), y para “colmar la copa” aceptó el reto en la barriada neoyorquina donde vino al mundo y desarrolló su vida Paul Malignani.

La pelea no resultó un paseo, como fueron la mayoría de sus combates previos en las categorías de peso Pluma y Ligero, donde reinó casi sin oposición antes de su salto al reino de los Welters.

Pero ganó con autoridad. En mi opinión, el veredicto de uno de los tres oficiales, que vió ganar a Broner con puntuación de 117-111 es el que más se ajusta a la realidad, porque otro le otorgó ventaja estrecha de 115-113, y un tercero vió triunfador a Malignani por ese mismo reducido margen de dos puntos.

“He vencido a un peleador de clase mundial”, dijo Broner. “Lograr vencer a un púgil de esa envergadura en su propio barrio por decisión dividida, siempre dice algo”, subrayó quien habitualmente responde a las preguntas de los reporteros mientras su padre, o algún allegado, pasa un peine por su grueso cabello de afronorteamericano.

Las estadísticas del combate resultan elocuentes. Malignani, un fajador de raíces italianas comprometido con su público arriesgó más, pero acertó menos que Broner, quien se preservó, lanzó menos golpes, aunque pegó más y mejor en la contienda pactada a 12 asaltos.

Según esos recuentos numéricos, Broner lanzó un total de 524 puñetazos de toda magnitud (incluidos jabs y golpes de poder), de los cuales 246 aterrizaron en la anatomía de Malignani quien, por su parte, intentó agobiar a su contrincante con una lluvia de 843 intentos de golpeo, de los cuales 214 impactaron en el cuerpo de su adversario.

Sea como sea, con esta demostración triunfal frente a Malignani, el ahora flamante campeón del mundo de peso Welter reconocido por la AMB ha vuelto a lanzar otro grito de grandeza y una nueva advertencia para el reinado que, de momento, ostenta Floyd Mayweather Jr. reconocido como el número uno libra por libra del planeta.

Tal vez en apenas un par de años ese cetro simbólico que hoy ostenta el “Money” ya descanse en las manos de Adrien Broner. Porque, tal como yo veo las cosas, “El Problema” sigue siendo el principal candidato para erigirse como monarca absoluto.

Comenta sobre este articulo