Mayweather pikjul042013Los Ángeles.-Era cuestión de tiempo. Y la paciencia de Floyd Mayweather Jr. llegó al límite en Los Ángeles, en el cierre de la gira promocional para el combate que sostendrá ante el mexicano Saúl Álvarez el 14 de septiembre en Las Vegas.

La sorprendente serenidad y mesura que había demostrado “Money” Mayweather desde el 14 de junio en Nueva York, y que mantuvo a través de varias ciudades de Estados Unidos y México llegó a su fin.

Solo bastó que el empresario Oscar De la Hoya presentara al “Canelo” como “la mayor estrella del boxeo” para que Mayweather Jr. se sintiera como impactado por una violenta descarga eléctrica.

Durante su turno ante los micrófonos, el estadounidense Mayweather Jr. recordó su exitosa trayectoria y puso en duda los méritos del azteca para enfrentarlo.

“Es loco decir que Canelo es una superestrella”, dijo Mayweather con evidente disgusto por la palabras de De la Hoya. “Él nunca ha estado en un pay-per-view a no ser que sea en una cartelera mía”.

Con 36 años, el también llamado “Pretty Boy” Mayweather (44-0-0, 26 KOs) ha sido campeón mundial ocho veces en cinco divisiones diferentes, en tanto Álvarez, de 22, es monarca superwelter y exhibe 42 triunfos, un empate y 30 peleas finalizadas antes del límite.

En la exposición, Mayweather refutó que sintiera preocupación por enfrentarse al Canelo, y dijo que su rival es el que debía mostrarse temeroso.

“La gente me dice ¿sabes que estás enfrentando al Canelo, y yo respondo, sí, pero ¿puedes decirme 10 campeones a los que él haya derrotado?”, afirmó Mayweather con su acostumbrada fanfarronería.

Haciendo justicia al trabajo que realizan sus colaboradores, Mayweather dijo que se encuentra “en la cima del trono por 17 años” y reconoció que “estoy bendecido y no podría estar aquí sin mi equipo”.

Y en un golpe directo a los representantes del Canelo, Mayweather expresó: “Sabes Óscar (De la Hoya), tú puedes llamarme a mí el Golden Boy, porque he vencido a todos los de tu equipo. Soy joven, vuelo, soy rápido y rico. La vida es buena. Te veo el 14 de septiembre”.

Si la intención de Óscar De la Hoya era desatar la ira de Mayweather Jr., sin dudas lo logró. Porque esos encuentros insípidos y carentes de insultos no venden. Y De la Hoya lo sabe.

Comenta sobre este articulo