Mares pikjul132013Sentimientos encontrados alberga el experimentado entrenador mexicano Ignacio Beristáin cuando se refiere al combate que sostendrá su actual pupilo Jhonny González ante el también azteca Abner Mares, el 24 de agosto en el StubHub Center, de Carson, California.

Aunque Mares ahora es guiado por Clemente Medina, tuvo a Beristáin como preparador principal cuando daba sus primeros pasos en el pugilismo.

“Seguro que la pelea no llega a los 12 rounds”, afirmó Beristáin a la revista mexicana “Récord”. “Nosotros vamos con la ilusión de que (González) va a regresar con el título, en una pelea que no creo pase del sexto round”.

Mares (26-0-1, 14 KOs) se coronó campeón pluma del Consejo Mundial (CMB) al propinarle nocaut técnico en el noveno round a su coterráneo y entonces monarca Daniel Ponce de León, el 4 de mayo en Las Vegas.

Antes del fin de las acciones, Mares envió a Ponce de León a la lona en el segundo y también en el noveno asaltos, cuando el réferi Jay Nady detuvo el pleito.

“Abner ha progresado mucho físicamente, es muy fuerte y ya pintaba para eso porque su físico se presta para crecer, la pegada ya es diferente así que va a ser complicado para los dos porque Jhonny es más ponchador”, añadió Beristáin, Salón de la Fama y a punto de cumplir 74 años el 31 de julio.

Previo a su ascenso a las 126 libras, Mares conquistó el cetro de la división gallo, versión Federación Internacional (FIB), al vencer por unanimidad al zurdo de Armenia Vic Darchinyan, el 11 de diciembre de 2010, en Tacoma, Washington.

Y dos años más tarde se agenció el cinturón supergallo del Consejo Mundial (CMB) ante el zurdo panameño Anselmo “Chemito” Moreno, el 10 de noviembre, en Los Ángeles, California.

Jhonny González (54-8-0, 46 KOs) acumula dos victorias en sus últimas salidas. En la más reciente, el 27 de abril, propinó nocaut técnico en el cuarto episodio al japonés Akihiro Katagiri, en la capital mexicana.

“Jhonny es buen boxeador, tal vez no convence mucho a la gente respecto a su resistencia y aguante en la quijada, pero es muy buen boxeador y pega muy duro”, reconoció Beristáin.

Casualmente, González perdió la faja, que hoy ostenta Mares, al caer ante Ponce de León, el 15 de septiembre del pasado año, durante la quinta exposición del título en Las Vegas.

González primero fue a la lona en el sexto y después sufrió una cortadura en la cabeza en el octavo. Cuando detuvieron el combate, iba detrás en las boletas de los jueces.

“Mentalmente está entero, seguro, con ganas, él desea ganar para acceder a mejores bolsas y mantener su jerarquía en este deporte”, concluyó el profesor Beristáin.