YuriorkisGamboa pikjul262013El camino de Abner Mares (26-0-1, 14 KOs) parece ligado irremediablemente a un cubano. Para bien o para mal su movimiento hacia las 126 libras evitó un encontronazo con Guillermo 'El Chacal' Rigondeaux (12-0-0, 8 KOs), monarca unificado súper gallo de la AMB y OMB, pero en el horizonte aparece otro antillano que pretende bajarle los humos al portento azteca: Yuriorkis 'El Ciclón de Guantánamo' Gamboa (23-0-0, 16 KOs).

Un choque entre ambos tiene los ingredientes necesarios para convertirse en éxito de taquilla y eso lo intuyó el promotor Pepe Gómez, que aseguro días atrás que pretende organizarlo en el balneario azteca de Cancún.

El paso de Mares por las 122 libras fue digno de una telenovela. Tres hombres se disputaban la supremacía de la división. El filipino Nonito Donaire (31-2-0, 20 KOs), el más renombrado, el cubano Rigondeaux y él. Mares retó a Donaire, pero este prefirió contender contra el caribeño que le derrotó por decisión unánime en el Radio City Hall de New York.

Semejante desplante provocó que Mares se moviera de división. Argumentó que quería mejores bolsas y ya le costaba responder en la báscula, cuando lo lógico era resolver la interrogante de quién era el mejor súper gallo del momento enfrentándose al Chacal, que reiteró -y aún lo hace- que pelearía contra aquel que tuviera el deseo de retarlo.

La pregunta quedó sin respuesta.

Mares subió al peso pluma y en su primera presentación se convirtió en titular absoluto del CMB tras vencer por nocaut técnico a su compatriota Daniel Ponce de León (44-5-0, 35 KOs). Con esa faja se convirtió en tricampeón absoluto, pues había sido monarca en las divisiones súper gallo (122) y gallo (118).

El 24 de agosto expondrá ese cinturón ante su cuate Jhonny González (54-8-0, 46 KOs), pleito de difícil pronóstico por la indiscutida calidad del retador, que intentará recuperar la distinción que una vez fue suya. Solo después -si hay acuerdo- pudiera desatarse el “morbo” de la rivalidad México-Cuba

Entretanto, Gamboa fue compañero de filas de Rigondeaux durante mucho tiempo en la escuadra cubana amateur. En los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 ambos disfrutaron de la gloria, algo negado a Mares en esa propia justa, al ser eliminado en la primera ronda por el húngaro Zsolt Bedak. El Ciclón ganó la división de 51 Kilogramos y Rigondeaux la de 54.

El cubano de 31 años posee el cinturón interino en la categoría ligera de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) y efectuó su última contienda ante el venezolano Darley Pérez (28-1-0, 19 KOs), a quien derrotó por decisión unánime.

Pepe Gómez, en declaraciones a ESPNDeportes.com, expresó que recibió el visto bueno de ambos boxeadores y espera reunirse con sus respectivos apoderados para determinar los puntos del negocio que incluiría un pago por evento.

“Él (Gamboa) quiere abrir mercado en México, darse a conocer. Quiere que sea a través de Cancún Boxing, bajo nuestra promoción, pero además de eso, quiere traer a sus boxeadores, quiere pelear en México y lanzó un reto a Ábner Mares. Mares acepta el reto y le pide que sea en Cancún”, aclaró Gómez.

Acto seguido remarcó que “yo acepto esa pelea y vamos a hablar con sus promotores para hacer un Pago por Evento desde Cancún”.

El hipotético encuentro deberá pactarse en un peso intermedio -puede ser en las 130 libras- porque el mexicano contiende en la división pluma (126) y el cubano en la ligera (135). Ese aspecto podría crear la mayor controversia.

Comenta sobre este articulo