kemeda-brothers-31072013 slide

Cebú.-Solo 12 asaltos –quizás menos- separan a la familia japonesa Kameda de alcanzar un record Guinnes al tener a tres hermanos que algún momento de sus carreras disfrutaron de un cinturón mundial de boxeo.

“El Mexicanito” Tomoki, de menos edad que Koki y Daiki, podría convertirse el jueves 1 de agosto en campeón mundial si derrota al actual monarca namibio Paulus “La Roca” Ambunda, en el Waterfront Resort y Casino, de la ciudad filipina de Cebú.

Aunque toda la familia Kameda asistirá al pleito, Tomoki tendrá muy cerca a su padre Shiro, quien lo asistirá en la esquina en el trascendental combate, que tendrá amplia cobertura televisiva en Japón.

“Este es un sueño concebido desde hace muchos años por la familia Kameda”, dijo Tomoki a pocas horas del combate. “Desde que yo era un niño, entrené con el deseo de ser campeón”.

Tomoki, de 22 años, acumula 27 victorias, 18 por la vía del sueño, sin reveses. En los tres últimos pleitos sus contrincantes no han podido llegar al límite.

“Creo que estoy en una etapa de mi carrera en la que tengo madurez suficiente para ser campeón del mundo, para hacer historia junto a Daiki y Koki como los tres primeros hermanos monarcas en boxeo”.

Desde que se inició en el pugilismo profesional en 2008, Tomoki ganó el fajín mundial juvenil en la categoría gallo en 2010 y un año más tarde el de la Federación estadounidense (NABF) también en las 118 libras. Igualmente posee la faja Intercontinental Juvenil de las 122 libras del CMB.

Pero Ambunda, quien también marcha invicto en 20 peleas, con 10 KOs, es un adversario de excelentes condiciones boxísticas y poderosa pegada, que puede acabar con las aspiraciones de los Kameda.

“La Roca” Ambunda conquistó la faja de la división gallo, versión Organización Mundial (OMB) por unanimidad ante el tailandés Pungluang Sor Singyu, el 2 de marzo en Windhoek, Namibia.

Daiki Kameda, de 24 años, fue campeón Mosca de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) en 2010, mientras que Koki, de 26, es actual titular gallo de la propia organización, cetro que ha defendido con éxito en siete ocasiones.

“Voy a ganarle a Tomoki y después destrozaré a Koki”, dijo eufórico Ambunda tras el pesaje oficial, en el que marcó 117 libras, en tanto su rival detuvo la báscula en 117,5, ambos dentro del peso establecido para la categoria gallo (118).

Comenta sobre este articulo