Freddie RoachLos Ángeles.-Conocedor de las cualidades de su pupilo, el veterano entrenador Freddie Roach está convencido que el filipino Manny Pacquiao saldrá victorioso frente al estadounidense Brandon Ríos, el 23 de noviembre en Macao, China.

“Pacman” Pacquiao (54-5-2, 38 KOs) viene de dos reveses consecutivos, que según algunos allegados le han tocado el amor propio y ahora entrena con mayor vehemencia en busca de recuperar el prestigio y la gloria perdida.

“Su ética de trabajo sigue siendo la mejor”, dijo Roach vía telefónica al diario “China Post”. “Además de su entrenador, soy su amigo, y no voy a dejar que nada se interponga en el camino para que tenga una excelente actuación en noviembre”.

Pacquiao y “Bam Bam” Ríos iniciaron en Macao una gira promocional por varias ciudades asiáticas y de Estados Unidos, para el combate que será transmitido por el pago-por-evento y busca superar las ganancias en este apartado con el de Floyd Mayweather Jr-Saúl “Canelo” Álvarez el 14 de septiembre en Las Vegas.

“Ríos en un peleador muy fuerte que siempre va hacia delante, pero no hay manera en el mundo que pueda ganarle a Manny”, añadió Roach, integrante del Salón de la Fama y uno de los preparadores más reconocidos del mundo.

Sin embargo, Roach reconoció que Pacquiao no ha estado al máximo nivel en sus más recientes presentaciones. “Manny tiene que mostrarme más y como el mismo dijo tiene que ganar a lo grande, ser espectacular. No tiene otra opción”.

Pacquiao aseguró que estará preparado para el pleito, que será de máximo nivel si “Ríos pelea como se jacta”, en la Cotai Arena, del Venetian Resort y Casino, de Macao.

“Brandon Rios es el mayor test para mí y estaré preparado para el desafío. He escuchado lo que Brandon ha estado diciendo. Si él lucha tan bien como se jacta será una gran pelea para nosotros y para los fans”, enfatizó Pacquiao durante el inicio de la gira en Macao..

“Va a ser un buen combate porque a Rios le gusta la acción en el ring”, continuó el campeón del mundo en ocho divisiones, que esta vez no peleará por ningún cinturón ecuménico en su encuentro con Rios.

“Entrenaré muy duro y me prepararé al ciento por ciento física y mentalmente. Y, por supuesto, hay que rezar a Dios para que nadie salga herido”, finalizó Pacquiao.

Comenta sobre este articulo