Salinas Miami.-Después de 21 peleas como boxeador profesional, el cubano Yoandri Salinas tiene en su camino inmediato la posibilidad de convertirse en campeón mundial interino supergallo, cuando enfrente al inglés Scott Quigg, el 28 de septiembre en Londres, Inglaterra.

Doble campeón cubano en 2006 y 2007, “El Niño” Salinas (20-0-1, 13 KOs) se impuso por unanimidad al nicaragüense Elicer Lanzas, el 6 de octubre del pasado año, en Managua, Nicaragua.

“Esta pelea hay que ganarla cueste lo que cueste, porque es la que abre la llave del futuro”, dijo Salinas, también titular del torneo internacional cubano “Córdova Cardín” en 2007. “Sé que con este título de la AMB, (la compañía) Golden Boy Promotions lo va a tomar muy en serio para lanzar mi carrera”.

Salinas, de 27 años, reconoció que el invicto Quigg (26-0-1, 19 KOs) es un púgil de calidad, que tiene la ventaja de pelear ante su público, lo que en innumerables ocasiones provoca fallos injustos hacia los visitantes.

“Él no es un mal boxeador, pero no creo que tenga el potencial para ganarme”, añadió Salinas. “En cuanto ir a la casa del rival, ya lo he hecho muchas veces. Y eso te da una fortaleza tremenda desde el punto de vista mental, porque nada te asusta. Si me dicen que tengo que pelear en China, pues voy allá sin sombra de duda”.

Quigg alcanzó el cinturón interino al demoler en el sexto asalto a su coterráneo Rendall Munroe, el 24 de noviembre en Lancashire, Inglaterra. Antes del desenlace a los 2:37 minutos de ese round, Quigg envió a la lona en par de ocasiones a Munroe con potentes golpes al cuerpo.

Ahora se afirma, que el ganador entre Salinas y Quigg podría ser el retador del también cubano Guillermo “El Chacal” Rigondeaux, quien fue declarado supercampeón de las 122 libras, tras imponerse por fallo unánime al filipino Nonito Donaire, el 13 de abril en Nueva York.

“Si gano el título ante Quigg y me toca pelear con Rigondeaux, no lo voy a evitar, ni a él ni a nadie”, dijo Salinas, quien nunca enfrentó al monarca mundial cubano, a pesar de efectuar cerca de 300 peleas en las filas amateurs, “Tampoco creo que uno debe buscar el picante ese de cubano contra cubano, pero si la AMB nos manda a enfrentarnos, qué se le va a hacer”.

Comenta sobre este articulo