Rigondeaux slideago162013El supercampeón mundial Guillermo Rigondeaux está indignado. Y no es para menos. La compañía Top Rank y su presidente Bob Arum hacen comentarios que menosprecian la calidad y resultados del “Chacal” cubano.

También la televisora HBO lo ignora para incrementar el malestar de Rigondeaux, quien derrotó por unanimidad al filipino Nonito Donaire, en la unificación de los títulos de la división supergallo, el 13 de abril en Nueva York.

“Me molesta la falta de respeto de Top Rank y de su jefe Bob Arum, que se pone a hacer chistes de muy mal gusto”, dijo Rigondeaux al diario “El Nuevo Herald”. “Porque ha dicho que para convertirme en superestrella tiene que venir Fidel Castro a promocionarme y que la gente de HBO vomita cuando escucha mi nombre”.

Rigondeaux (12-0-0, 8 KOs) señaló que recientemente Top Rank hizo un homenaje a todos sus campeones y él no fue invitado. Igualmente, que la compañía le promete pelear en determinada velada y “luego se olvidan de esas promesas”.

Doble campeón olímpico en Sidney-2000 y Atenas-2004 y también con doble corona mundial amateur en Belfast-2001 y Mianyang-2005, Rigondeaux es considerado por su elevada técnica como uno de los mejores boxeadores aficionados de todos los tiempos.

Enojado por la actual situación, Rigondeaux afirmó que si encuentra a Arum le expresará que “se ponga serio conmigo o que me devuelva el contrato, pero no le voy a aceptar más faltas de respeto”.

Y añadió el zurdo nacido en la oriental provincia de Santiago de Cuba: “Yo me he ganado mis títulos con mucho esfuerzo y no voy a dejar que nada ni nadie me los venga a echar por tierra”.

En su diálogo con el diario de Miami, Rigondeaux también mostró inconformidad con el manager Gary Hyde y la promotora Caribe, que guían su carrera profesional.

“Yo hago mi trabajo y espero que ellos hagan el suyo”, expresó. “Ellos tienen que discutir, velar por mis intereses, porque ven a ese viejo (Arum) y es como si hubieran visto a Jesucristo. Ellos podrán respetar a Arum, pero cuando yo lo vea le voy a pedir cuenta o me devuelve el contrato. Me está haciendo perder el tiempo”.

Rigondeaux señaló que aunque pocos días atrás había reiniciado los entrenamientos a la espera de tener un nuevo pleito, le informaron que eso ocurriría en siete semanas en Canadá.

“Es una falta de respeto para un campeón”, enfatizó Rigondeaux, quien en las filas amateurs ganó 243 peleas y solo perdió cuatro. “Eso es muy poco tiempo y no voy a aceptar. “Siempre se concede al menos 120 días para cumplir con una preparación como debe ser. Así que vamos a ver qué pasa”.

Comenta sobre este articulo