Kovalev Gales.-Con poderosa pegada que acabó el combate en el cuarto asalto, el ruso Sergey Kovalev le arrebató al alemán Natham Cleverly la corona semipesada de la Organización Mundial (OMB), el 17 de agosto, en la Motorpoint Arena de Cardiff, Gales.

Desde el inicio del pleito, Kovalev buscó intercambiar con “Clev” Cleverly, quien no aprovechó su mayor alcance y estatura, y se enfrascó en fuertes intercambios con su rival, un púgil con dinamita en los puños.

La potencia de los golpes de Kovalev (22-0-1, 20 KOs) hizo caer a Cleverly (26-1-0, 12 KOs) dos veces en el tercer asalto. Tras el segundo conteo sonó la campana y pudo llegar hasta la esquina acompañado por el árbitro Terry O´Connor.

Con la evidencia de que Cleverly estaba “tocado”, Kovalev salió a rematar a su adversario al sonar el “gong” del cuarto episodio. Y una combinación del ruso al rostro y el cuerpo envió nuevamente a Cleverly a la lona, lo que obligó a O´Connor a parar el pleito.

Para Kovalev, de 30 años y residente en Fort Lauderdale, Florida desde 2009, fue su décima victoria por la vía del sueño en los últimos 11 desafíos, en tanto el otro se suspendió en el segundo asalto por un golpe declarado foul en la parte trasera de la cabeza de su adversario.

Este año Kovalev exhibe tres triunfos, los dos anteriores por nocaut técnico en el tercer asalto. El 14 de junio venció al estadounidense Cornelius White, en pleito eliminatorio efectuado en Bethlehem, Pennsylvania. White fue a la lona tres veces en el fatídico round.

Cinco meses antes también anestesió al zurdo español Gabriel Campillo, en Uncasville, Connecticut. E igualmente Campillo cayó en tres ocasiones ante la potencia de los golpes de Kovalev.

Cleverly, nacido en Kosovo y nacionalizado alemán, realizó ante Kovalev la sexta defensa del título, que había conquistado ante el francés Nadjib Mohammed, el 11 de diciembre de 2010, en Liverpool, Inglaterra.

Anteriormente Cleverly se impuso por fallo unánime al alemán de origen yugoslavo, Robin Krasniqi, el 20 de abril pasado, en Wembley, Inglaterra.

Comenta sobre este articulo