Zurdo pikago212013A principios del mes de junio, el campeón mundial junvenil mediano del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) Gilberto “Zurdo” Ramírez se trasladó junto con el Zápari Boxing Team a la montaña de Big Bear Lake, California, para encontrar una mejor preparación de cara a su debut en los Estados Unidos.

Sin una fecha confirmada ni tampoco posibles rivales, comenzaron la preparación en el gimnasio The Summit, dirigido por el reconocido entrenador Abel Sánchez.

La montaña de Big Bear Lake tiene una altitud media de 2 mil metros sobre el nivel del mar y es un poco menor que la de la Ciudad de México, lugar donde había realizado sus anteriores preparaciones.

La razón por la cual trasladaron su campo de entrenamiento a California es simple, por la categoría de peso en la que compite se vuelve una necesidad encontrar sparrings de nivel y de diferentes estilos, como el de los peleadores afroamericanos y el de los europeos. Y México no es un país que se caracterice por producir boxeadores de gran tonelaje, ni tampoco por tener una gran diversidad de estilos de pelea.

Al llegar a Big Bear el primer objetivo era adaptarse. Ramírez es originario de Mazatlán, México, un puerto ubicado en la costa del océano pacífico y el cambio de la altura a nivel del mar al de una zona montañosa repercute en el rendimiento de todo deportista.

Desde el primer día comenzó las prácticas con sparring y en The Summit entrenan cuatro minutos por treinta segundos de descanso. Al “Zurdo” le costó, pero en unas pocas semanas ya estaba trabajando a la par de sus compañeros de gimnasio.

“Al principio no me alcanzaba a recuperar en los descansos, pero cuando comencé a tirar ocho rounds mi cuerpo ya me respondió bien. Solo era cuestión de adaptarme a la altura,” reveló Gilberto Ramírez en entrevista para Zona de Boxeo.

Uno de sus compañeros de sparring fue el ruso Zaurbek Baysangurov, ex campeón mundial súper welter. Él estaba a las puertas de enfrentarse al zurdo norteamericano Demetrius Andrade y Ramírez posee las características perfectas para ayudarle en su preparación.

Hacer sparring con un ex campeón del mundo era un aliciente, al igual que entrenar al lado de la súper estrella Gennady “GGG” Golovkin, actual monarca mundial mediano de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Las corridas fueron igual de duras para Ramírez, pero con el paso de los días ya se había ajustado al programa que su apoderado Jesús Zápari trazó al comienzo del campamento.

“Venga quien venga” fue el lema que Ramírez acuño durante su campo de entrenamiento, refiriéndose a que él se prepararía para lo que Top Rank, empresa promotora que recientemente lo firmó, mandara.

Se le programó para combatir el próximo sábado 24 de agosto en el Civic Auditorium de Glendale, California, contra su compatriota Julio Cesar “Baby Face” García, en un evento que se transmitirá en Estados Unidos por la serie Solo Boxeo de Unimás y en México por Box Azteca de Azteca 7. Sin embargo, la semana pasada García tuvo que ser remplazado por el fajador afroamericano Derrick Findley, un rival con una trayectoria mucho más sólida.

Findley es un calador de cuidado, pues ha enfrentado a varios contendientes de buen nivel como Fernando Guerrero, Matt Korobov, Ronald Hearns, J'Leon Love y Curtis Stevens, y todos ellos han tenido que lidiar con la agresividad del afroamericano.

Se ha probado contra tantos zurdos, que la guardia de Gilberto Ramírez no representa una desventaja para él.

“El cambio de rival nos tiene sin cuidado. Sabemos que la pelea será dura y que el moreno [Derrick Findley] es un peleador de choque. Pero Ramírez está listo para este tipo de retos. Vamos a disfrutar de un gran combate”, comentó su entrenador Héctor Zápari.

“Hicimos una gran campamento, estoy ansioso por que sea sábado y pueda mostrar mi preparación a la gente de Estados Unidos. Es un nuevo reto para mí darme a conocer en este país y lo estamos tomando con mucha seriedad,” aseguró Gilberto Ramírez.

La empresa Top Rank tiene planes muy interesantes para el zurdo mazatleco y por su ética de trabajo puedo asegurar que superará cabalmente el reto que representa Derrick Findley, así como cualquier obstáculo que en un futuro llegue a atravesarse en su camino. Venga quien venga.

Crédito Fotos: Abel Sánchez

Comenta sobre este articulo