Abgecko pikCriticado por su estilo elusivo y “de poco brillo”, al campeón mundial cubano Guillermo Rigondeaux se le dificulta encontrar rivales en la división supergallo. Sin embargo, ahora recibió un reto directo del ganés residente en el Bronx de Nueva York, Joseph Agbeko.

“King Kong” Agbeko (29-4-0, 22 KOs) aseguró que si se enfrenta al “Chacal” Rigondeaux lo obligaría a boxear y los fanáticos disfrutarán de una pelea de constantes intercambios.

“Puedo garantizarles a los jefes de las cadenas televisivas y a los amantes del boxeo que mi pelea con Rigo sería una guerra llena de acción”, dijo Agbeko al sitio en Internet de la cadena Ghana Broadcasting Corporation. “Rigo puede correr, pero no puede esconderse”.

Agbeko, de 33 años, ganó la corona vacante gallo de la Organización Internacional (OIB), al derrotar al colombiano Luis “Surtigás” Meléndez, el 22 de marzo en Accra, Ghana.

“Voy a imponer mi estilo de lucha”, añadió Agbeko. “Rigo quiere ser el artista principal en el ring, pero voy a arruinar su actuación. Él desea ganar con un estilo inteligente y seguro, pero no lo dejaré. Haré lo que tenga que hacer para que pelee en una batalla sin cuartel”.

Previo al pleito ante Meléndez, Agbeko sufrió dos reveses consecutivos ante el mexicano Abner Mares, ambos en 2011. Primero cayó por fallo mayoritario, el 13 de agosto en Las Vegas y cuatro meses más tarde por decisión unánime en Anaheim, California. En ambas ocasiones disputaron el cinturón gallo de la Federación Internacional (FIB) y el de Plata del Consejo Mundial (CMB).

“Tuve muchas distracciones, pero finalmente mi mente y mi cuerpo están enfocados al ciento por ciento en el boxeo y en derrotar a cualquier oponente”, expresó Agbeko. “Estoy listo para desafiar y vencer a los mejores desde las 122 hasta las 126 libras. Solo deseo tener esa oportunidad para demostrarlo”.

Doble campeón olímpico en Sidney-2000 y Atenas-2004 y también con doble corona mundial amateur en Belfast-2001 y Mianyang-2005, Rigondeaux es considerado por su elevada técnica como uno de los mejores boxeadores aficionados de todos los tiempos.

Rigondeaux (12-0-0, 8 KOs) derrotó por unanimidad al filipino Nonito Donaire, en la unificación de los títulos de la división supergallo, correspondientes a la Organización Mundial (OMB), en poder del tagalo, y el de la Asociación Mundial (AMB), que tenía el cubano. El pleito se efectuó el 13 de abril en el histórico Radio City Music Hall, de

Nueva York.

Habrá que esperar para ver si el pleito Agbeko-Rigondeaux se concreta y si el africano es capaz de cumplir con sus palabras. Dice el refrán que una cosa es con guitarra y … otra con violín.

Comenta sobre este articulo