IrmaGarcia pikset22013Hace poco menos de un mes, la capitalina Irma “Torbellino” García acudió a la reunión “Martes de Café”, que todos los martes de cada semana realiza el Consejo Mundial de Boxeo (CMB) en sus oficinas ubicadas en la Zona Rosa de la ciudad de México, para pedir una oportunidad de contender por la corona mundial gallo de este organismo y al parecer la petición fue muy bien recibida.

García ostenta el fajín mundial gallo de otro ente, la Asociación Mundial de Boxeo (AMB). Sin embargo eso no impidió que el CMB la sembrara como primera clasificada de su ranking mundial femenil gallo.

Se especuló que una vez que derrotara a su compatriota Jessica “Cuchi Cuchi” González, su rival del pasado sábado, podría contender por la corona mundial gallo del Consejo, que ostenta la australiana Susie Radaman.

En la ceremonia del pesaje las dos pugilistas detuvieron la balanza en 53.500 kg., límite de la categoría de peso gallo, y allí mismo se anunció que ambas pelearían a diez rounds sin un título en juego.

“La Torbellino” subió al ring del Gimnasio Juan de la Barrera de la Ciudad de México, como amplia favorita para llevarse la victoria, dado su destacado historial, en el que aparecen victorias sobre las ex campeonas mundiales Janeth “Cuisilla” Pérez y Laura Serrano, y un empate con la actual campeona mundial gallo de la Federación Internacional de Boxeo (FIB) Jazmín “Rusita” Rivas.

Su adversaria Jessica González participó en el reallity show “Todas contra México”, en el que fue compañera de equipo de García, pero su carrera no ha tenido la proyección necesaria y hasta el pasado sábado era una desconocida en la escena boxística nacional.

Al verla hacer su entrada al ring al lado del mánager Raúl “Chamaco” Juárez, padre de Saúl “Baby” Juárez, sospeché que era muy probable que fuera una púgil con una notable técnica, ya que eso es lo que mayormente trabaja Raúl Juárez con sus peleadores. Y una vez que comenzó el combate mis sospechas fueron corroboradas.

González supo aprovechar su mayor alcance y en lugar de ir a presionar a Irma García, que es de naturaleza contragolpeadora, la trabajó desde la media distancia con golpes rectos, haciendo énfasis en el uso del jab.

“La Torbellino” no está acostumbrada a llevar la carga en una pelea, ella trabaja sobre los errores de sus rivales y las contraataca, pero los largos brazos de Jessica González la hacían una boxeadora con guardia impenetrable.

A medida que pasaron los rounds fue acrecentando la frustración en la campeona de la AMB y González no parecía cambiar su patrón de pelea. Y al finalizar la lucha quedó en evidencia quién había sido la ganadora.

Los jueces entregaron tarjetas divididas, dos de ellos votaron 96-94 y 97-94 a favor de González, mientras que uno más vio ganar a García 96-94. Mostrando una disparidad con lo ocurrido en el cuadrilátero, en donde la ganadora fue extremadamente superior a la campeona.

Al darse a conocer a la ganadora, el salón de la fama Ricardo “Finito” López, que se encontraba en la cartelera trabajando como comentarista para Televisa, manifestó que “una vez más se comprueba que las peleas son de estilos y no de nombres”.

Jessica González presentó el estilo perfecto para nulificar a una de las mejores boxeadoras del país, además de que dio un paso hacia el frente en la conquista de la supremacía en la categoría de peso gallo, en la que existen muy buenas representantes mexicanas.

En relación a la “Torbellino” García, aún no se sabe el estatus que guarda con la Asociación Mundial de Boxeo, ya que de acuerdo al reglamento de este ente, al haber perdido en una pelea no titular en el límite del peso en el que es campeona, debería de ser desconocida.

Crédito foto: Alma Montiel, CMB

Comenta sobre este articulo