Canelo ¿Expresa sus reales sentimientos? Quizás exista una proporción de 50 y 50 en términos porcentuales. Lo cierto es que el invicto boxeador mexicano Saúl “El Canelo” Alvarez, asegura que “el dinero NO es lo más importante” en el contexto de la megapelea que sostendrá el 14 de septiembre con el también invicto estadounidense Floyd Mayweather Junior.

Canelo (42-0-1, 30 KO's) y Mayweather Jr (44-0-0, 26 KO's) rivalizarán en el MGM Grand de Las Vegas, Nevada.

El representante de México expondrá sus coronas de peso Súper Welter (154 libras) avaladas por la Asociación Mundial (AMB) y el Consejo Mundial de Boxeo (CMB), a lo que se suma un Cinturón Diamante que entregará el CMB al ganador del combate.

Para “El Canelo” esos títulos y la gloria del triunfo “en nombre de mi país”, afirma, tienen mucha más relevancia que la bolsa que estará en juego.

Ya trascendió que el contrato establece un pago de unos 41 millones de dólares para el veterano Mayweather Jr., de 36 años, considerado el pugilista número uno del mundo libra por libra, en tanto que el veinteañero mexicano recibirá alrededor de 10 millones, en el contexto de un espectáculo deportivo (y financiero, ¿quién lo duda?), que debe generar un monto que oscila entre los 150 y los 200 millones de dólares.

Esas cifras de 41 y 10 millones, respectivamente, ingresarán a las arcas personales de ambos protagonistas una vez que ambos cumplan con los rigores del pesaje, en el que la báscula nunca deberá exceder las 152 libras, el peso acordado de antemano por los representantes de Mayweather Jr. y Saúl Alvarez.

“Voy por la gloria. Eso es lo más importante. Repito que, yo sé muy bien que Floyd es el mejor, y lo respeto. Pero este es mi tiempo, y voy a aprovecharlo. No me importa quien gana más dinero. Lo que me interesa es ganar sobre el ring”, enfatiza “El Canelo”.

El combate entre los dos invictos pugilistas ha generado una gran expectativa en todo el mundo, aunque algunos expertos conocedores de los manejos del profesionalismo dejan entrever un posible empate, de acuerdo con las circunstancias, los siempre infaltables manejos entre bambalinas, y la lógica de este gran negocio, si la bronca completa los 12 asaltos y apenas existe una ventaja relativa para quien a todas luces exhibe mejor boxeo, Floyd Mayweather Jr.

Si hay un empate, ambos mantienen el invicto, y el mexicano preserva sus títulos. Además de que, eso dejaría expedito el camino hacia una revancha multimillonaria, presumiblemente superior en cuanto a ganancias a la prueba inicial del 14 de septiembre de 2013.

Pero eso es pura especulación. “El Canelo” cree en la fuerza de sus puños, y en su juventud. Floyd apuesta por su experiencia y su mejor boxeo. Al final, sólo el cuadrilátero instalado en el MGM Grand de Las Vegas, Nevada, dirá la última palabra.

Comenta sobre este articulo