Carlos Molina El campeón mundial estadounidense Ishe Smith y el retador mexicano Carlos Molina están casi olvidados por los medios de prensa, pues pelearán en la misma cartelera que Floyd Mayweather Jr. y Saúl “Canelo” Álvarez, el 14 de septiembre, en el MGM Grand de Las Vegas.

Para colmo de desventuras, esa misma noche habrá pleito de máximo interés entre el monarca estadounidense Danny “Swift” García y el retador argentino Lucas Matthysse por la faja superligera en poder de García.

“Sugar Shay” Smith (25-5-0, 11 KOs) capturó el cinturón de las 154 libras al vencer por mayoría a su coterráneo Cornelius “K9” Bundrage el 23 de febrero en Detroit, Michigan, donde Bundrage hacía la tercera defensa del título FIB.

El derrotado Bundrage había conquistado la faja al propinar nocaut en el quinto round al también norteño Cory Spinks, el 7 de agosto de 2010 en Saint Louis, Missouri.

La carrera de “King” Molina ha tenido sus altibajos dentro y fuera del ring. Dos años estuvo alejado de los cuadriláteros como resultado de una infructífera lucha promocional con el veterano Don King.

En el regreso empató con el zurdo cubano Erislandy Lara, el 25 de marzo de 2011 y a continuación doblegó por nocaut en el séptimo a Allen Conyers el 29 de abril y por fallo unánime al puertorriqueño Kermit Cintrón, el 24 de marzo de 2012.

Molina fue descalificado ante James Kirkland por el lamentable error de uno de sus asistentes, quien subió al ring antes que finalizara el décimo asalto.

Nuevamente salió victorioso por unanimidad ante Damián Flores, en agosto del pasado año y más reciente se impuso al ex campeón mundial Corey Spinks también por la vía judicial el pasado febrero.

“Pienso que Molina puede derrotar a cualquier en la división”, dijo Leon Margules, promotor de Molina. “Y cuando digo a cualquiera incluyo a Smith, “Canelo” Álvarez, Austin Trout. Pelear frente a él (Molina) será un infierno para Smith porque está motivado por conseguir un título mundial”.

Comenta sobre este articulo