Mayweatherwinner pikset152013Honor a quién honor merece. Y este domingo los principales medios dedicaron importantes espacios para reseñar la disertación de boxeo que brindó el estadounidense Floyd Mayweather Jr. (45-0-0, 26 KOs) ante el mexicano Saúl 'Canelo' Álvarez (42-1-1, 30 KOs), en el MGM Grand de Las Vegas.

Sin rimbombantes titulares, quizás como consecuencia de la disparidad sobre el encerado, la revista The Ring -en su versión digital-, publicó que 'Money Man' “jugó” y “castigó” a placer a un peleador que no tuvo la velocidad ni el poder para detenerlo y por esa razón perdió los cinturones súper welter del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Para Fox Deportes la cómoda victoria del indiscutido número uno del mundo le coloca en una posición sui generis. Ellos creen, y así lo reflejaron, que la solución es que Mayweather comience “a buscar oponentes en otro planeta”.

“Mayweather desplegó un arsenal pocas veces visto -jabs, rectos, ganchos, upers, ataque al cuerpo, velocidad, defensa- y le dio una paliza el sábado a Saúl “Canelo” Álvarez para imponerse por decisión dividida”, añadió el importante medio especializado en deportes.

Entretanto, Los Ángeles Times expresó que “la ciencia de Mayweather nunca ha sido tan dulce”. Y agregó que para poner la guinda al pastel, Mayweather danzó los últimos 10 segundos de la pelea.

“Mayweather bailó, esquivó y en varias ocasiones pegó a la cabeza para romper el espíritu de Álvarez (…), reseñó el New York Times. Y añadió que cuando el sudor secó la cara enrojecida de Álvarez -por los golpes-, la única pregunta que quedaba en el aire era si había realmente alguien en este deporte que pudiera representar un desafío digno de tanto alboroto para Floyd Mayweather Jr.

Y ESPN reportó que “en el terreno deportivo y ni se diga en el mental Mayweather debió llevarse las tarjetas, su sólido jab, mano derecha en forma de gancho o cruzado y un juego de piernas extraordinario hicieron que Canelo se enfrentara a un auténtico fantasma que hizo lo que quiso en el ring y se fue a casa con 41.5 millones de dólares en la bolsa y otro invicto más en su carrera”.

Todos los medios reconocieron que lo único fuera de lo común en esta pelea, de la cual se esperaba muchísimo más, fue la decisión de la jueza Cynthia J. Ross que inexplicablemente votó la pelea 114-114. Sus colegas Kenny Bayless y Craig Metcalfes puntuaron 116-112 y 117-111, respectivamente, ambas decisiones acordes con lo ocurrido sobre el ring.

Por cierto, no es la primera vez que el juicio de la señora es polémico. Ella fue una de las que votó a favor de Timothy Bradley en la victoria que obtuvo sobre Manny Pacquiao y que la gran mayoría considera como un robo al filipino.

Comenta sobre este articulo