cynthiarossLas Vegas.-Aunque en un principio mantuvo una postura desafiante, la estadounidense Cynthia J. Ross no pudo soportar las innumerables críticas y decidió tomar un respiro en su carrera como jueza de boxeo.

Ross, de 64 años y con larga experiencia como oficial, asombró al mundo al considerar que el combate entre el estadounidense Floyd Mayweather Jr. y el mexicano Saúl “Canelo” Alvarez había finalizado en empate el 14 de septiembre en Las Vegas.

Su tarjeta con 114 puntos para cada contendiente ha sido considerado uno de los errores más grandes en la historia del boxeo, dada la superioridad mostrada por “Money” Mayweather, quien venció por fallo mayoritario tras dominar ampliamente a su adversario a lo largo de los 12 rounds.

“Voy a tomar un descanso del boxeo, pero me mantendré en contacto”, dijo Ross en un correo electrónico enviado a Keith Kizer, director de la Comisión Atlética del estado de Nevada, citado por el diario “Las Vegas Review Journal”.

Fuentes allegadas al caso aseguran que Ross se retira ¿temporalmente? para evitar que la Comisión de Nevada se vea obligada a no renovar su licencia, que posee desde hace 22 años y expira a finales de 2013.

Kizer aseguró que la señora Ross “se siente mal porque todos se enfocan en ella y no en Mayweather” luego del polémico fallo. “Reconocemos y respetamos la decisión (de Cynthia Ross)”, agregó Kizer.

El pleito Mayweather Jr-Saúl Álvarez fue la gota que rebosó la copa, pero la mala fama perseguía a Ross desde hace mucho tiempo e incluso estuvo en el vórtice del huracán el 9 de junio del pasado año cuando ella y el juez Duane Ford votaron en contra del filipino Manny Pacquiao en la pelea ante el estadounidense Timothy Bradley Jr.

Ross y Ford dieron ganador a Bradley 115-113 y Jerry Roth, el otro oficial, entregó su tarjeta con idéntica votación pero favorable al tagalo, el indiscutible ganador de acuerdo con la mayoría de los que presenciaron el enfrentamiento.

La avalancha de críticas a Ross obligó a Bill Brady, presidente de la Comisión de Nevada, a reconocer su responsabilidad por la elección de la jueza, después de aquella desafortunada apreciación en el pleito Pacquiao-Bradley.

“Acepto la culpa por eso”, dijo Brady. “Como presidente le fallé al público. Pude haber hecho algo al respecto, pero decidimos actuar de manera diferente”.

A continuación precisó: “Puedo garantizarles que habrá algunos cambios. Debemos proteger a los peleadores, a la opinión pública y al sistema de apuestas públicas. Analizaremos profundamente nuestros procesos de veto. Tienen que ser más estrictos. Tenemos que hacer esto de la manera correcta”.

La insólita votación de Ross en la pelea Mayweather Jr-Álvarez puso en la picota pública a la Comisión de Boxeo de Nevada. Ahora la entidad está obligada a un profundo análisis y a tomar medidas concretas para limpiar su imagen.

Y si Ross regresa, algo bastante improbable, su descrédito ha sido tan grande que difícilmente sea designada para participar en un duelo de alto nivel en el futuro.

Comenta sobre este articulo