Miguel Cotto Delvin Rodríguez no debería ser un obstáculo en la carrera del boricua

Es probable que el descenso en la carrera de Miguel Cotto haya iniciado después de aquel horroroso nocaut que le propinó el mexicano Antonio Margarito en julio de 2008 en la arena del hotel MGM Grand en Las Vegas. Esa noche la sangre corrió deliberadamente por el rostro del tricampeón boricua impactado por aquellos nudillos del mexicano que incluían yeso.

La primer reyerta ante Antonio Margarito marcó la carrera del originario de Caguas, Puerto Rico, no olvidaré cuando Cotto se fue de rodillas frente al “tramposo Tornado”, su tío Evangelista con un rostro de salpicado de asombro levantando la toalla desde la esquina.

Y a pesar que trituró en cinco rounds a Michael Jennings, tuvo una difícil batalla ante Joshua Clottey a quien terminó ganándole por una decisión dividida. Vencer a Clottey fue la antesala para caer aparatosamente ante la mejor versión de Manny Pacquiao en noviembre de 2009. Hasta ese momento era la pelea más importante en la carrera del cagueño.

El salto a 154 libras
Miguel Cotto sabía que su cuerpo no podía con el peso welter y en 2010 tomó dos decisiones importantes en su carrera pugilística. 1. Saltar a súper welter y 2. Contratar los servicios de Emmanuel Stewart (QEPD), desgraciadamente Cotto le ganó a Yuri Foreman justamente después que el Bielorruso se lesionara su rodilla temprano en el combate. De esa manera se agenció el título mediano junior de la AMB, mismo que defendió ante el nicaragüense Ricardo Mayorga, esa noche desde mi sitio en ring side pude ser testigo de una insípida presentación de Cotto a pesar que terminó noqueando técnicamente en el round 12 a un confundido matador pinolero.

Cotto vs Margarito II
Realmente la revancha con Antonio Margarito tenía un morbo, creado alrededor del yeso usado por el azteca en la primera pelea. Recuerdo que Cotto en una conferencia promocional en Los Ángeles nos mostró una fotografía donde las vendas de Margarito estaban rotas. Y con todo y las dudas que representaba el ojo derecho de Margarito en diciembre del 2011 Cotto obligó al referí Steve Smoger a detener la pelea antes que iniciara el round 10. Antes el puertorriqueño había ofrecido una cátedra de boxeo en 9 rounds anteriores en la que fue para mi gusto, hasta ese momento, su mejor presentación en las 154 libras, fue la primer reyerta de “Junito” bajo la dirección del cubano Pedro Díaz.

Casualmente Díaz, quien por mucho tiempo fue el entrenador en jefe del equipo nacional cubano, siguió como entrenador de Cotto para su pelea ante Floyd Mayweather Jr, y como era de esperarse Floyd mantuvo su invicto en una pelea donde Cotto logró explotar las fosas nasales del peleador estadounidense. Mayweather ganó por UD y recientemente dijo que el boricua ha sido su más difícil oponente.

Muchos creen que para venir de una derrota no era conveniente enfrentar a un peleador como Austin Trout, zurdo e invicto, aún cuando ciertamente Cotto ha combatido como local en el Madison Square Garden de New York, sin embargo ese apoyo del público no sirvió de mucho en diciembre de 2012 Trout dejó en evidencia el declive de ese peleador que representó a Puerto Rico en los Juegos Olímpicos de Sidney en el año 2000. Trout venció al boricua por decisión unánime.

El de Caguas subirá al ring el próximo 5 de octubre con dos derrotas de manera consecutiva ante el dominicano Delvin Rodríguez, a quien debe vencer con suma claridad y contundencia, tendrá a Freddie Roach en su esquina por primera vez en su carrera, ambos sienten la obligación, pero es el mismísimo Cotto el que deberá dilucidar cuál es la verdad respecto a su futuro justamente cuando a finales de octubre llegará a 33 años de edad.

Y ahora que suena fuertemente una posible batalla ante el mexicano Saúl “Canelo” Álvarez, Delvin Rodríguez no debería ser un obstáculo para ese anticipado pleito.

Comenta sobre este articulo