chavez-vera20092013 11d22De entrada, la elección de Bryan Vera (23-6, 14 Nocauts) como rival para el retorno al ensogado del ex campeón mundial Julio Cesar Chávez Jr. (46-1-1, 32 Nocauts) luego de un año de inactividad, era de admirarse, ya que estamos hablando de un clasificado mundial que viene atravesando por un muy buen momento boxístico.

Normalmente un peleador que quiere regresar a la cima, toma una pelea para encontrar ritmo y dependiendo de cómo se siente, para sus próximas apariciones en el ring elige oponentes con un nivel más elevado. Pero el “Junior” desechó esa opción y eligió a un clasificado mundial.

Tras revelarse el escándalo del peso y la forma tan irresponsable cómo se resolvieron las cosas, hay que apuntar que la pelea será muy complicada para “El hijo de la leyenda”.

Este viernes se realizó la ceremonia oficial del pesaje. Bryan Vera fue el primero en subirse a la romana, la cual detuvo en 172.2 libras, mientras que Chávez Jr. lo hizo en 172.4 libras.

Físicamente Vera se veía entero, mostrando que el peso para él no fue ningún inconveniente. Pero en cambio el “Junior” lucía cansado y demacrado, como si la hubiera pasado muy mal las horas previas al pesaje.

Nadie más que él es el culpable por haber llegado en estas circunstancias a un compromiso, que se entiende que no se tomó con la debida seriedad.

Bryan Vera no es chica paloma. Ya él se encargó de ex campeones mundiales como Sergio Mora y Serhiy Dzinziruk. Y por lo que se percibe, Chávez Jr. no llegará en óptimas condiciones a la pelea y ese será un hándicap para el púgil norteamericano.

Sus seis derrotas dicen mucho y nada, porque como apuntamos con anterioridad, pasa por un buen momento.

Su estilo de es uno de choque, uno que en el papel se le podría facilitar al mexicano. Sin embargo no sabemos si por el desgaste que sufrió para dar un peso que se acordó de último momento, soporte el ritmo de pelea al que Vera lo pueda llevar.

Más aún si como se presume, la preparación no fue la adecuada, estará a merced de lo que Brian Vera pueda llevar a la mesa.

Si yo fuera Julio Cesar Chávez Jr., estaría prendiendo veladoras en estos momentos, porque la noche del sábado las cosas se pondrán feas.

Crédito Fotos: Chris Farina, Top Rank